Omita y vaya al Contenido

Parto con ventosa

Durante un parto vaginal con ventosa, el médico o la enfermera obstetra emplearán una ventosa (también llamada ventosa obstétrica) para ayudar a movilizar al bebé a través de la vía del parto.

La ventosa utiliza una copa plástica suave que se acopla a la cabeza del bebé por succión. El médico utiliza un mango en la copa para movilizar al bebé a través de la vía del parto.

¿Cuándo es necesario el parto con ventosa?

Incluso después de que su cuello uterino este completamente dilatado (abierto) y usted haya estado pujando, todavía puede necesitar ayuda para sacar al bebé. Las razones son:

  • Después de pujar por 2 horas o más, el bebé puede que ya no se esté desplazando a través de la vía del parto.
  • Usted puede estar demasiado cansada para pujar más.
  • Un problema médico puede hacer que pujar sea peligroso para usted.

El médico o la enfermera obstetra también pueden utilizar esta técnica cuando el bebé está teniendo dificultades durante el parto (algunas anomalías de la frecuencia cardiaca fetal).

Antes de que se pueda utilizar la ventosa, es necesario que el bebé esté lo suficientemente abajo en el canal de parto. El médico o la enfermera obstetra la examinarán cuidadosamente para verificar que sea seguro utilizar la ventosa. Este dispositivo sólo es seguro de usar cuando el bebé está muy cerca de nacer. Si la cabeza está demasiado alta, se recomendará un parto por cesárea.

La mayoría de las mujeres no necesitará la ventosa para dar a luz. Usted puede sentirse cansada y tentada de pedir un poco de ayuda, pero si no hay una verdadera necesidad de un parto por ventosa, es más seguro para usted y su bebé dar a luz por su propia cuenta.

¿Qué sucederá durante un parto vaginal con ventosa?

A usted se le dará un medicamento para bloquear el dolor. Puede ser anestesia epidural o un anestésico que se coloca en la vagina.

La copa plástica se colocará sobre la cabeza del bebé. Luego, durante una contracción, se le pedirá que vuelva a pujar. Al mismo tiempo, el médico o la enfermera obstetra halarán suavemente para ayudar a dar a luz al bebé.

Después de que el médico o la enfermera sacan la cabeza del bebé, usted lo empujará hacia afuera el resto del trayecto. Después del parto, usted puede cargar al bebé sobre su regazo si está bien.

Si la ventosa no ayuda a movilizar al bebé, se puede necesitar una cesárea

¿Cuáles son los riesgos?

Existen algunos riesgos para el parto con ventosa, pero rara vez causa problemas duraderos cuando se usa correctamente.

Se pueden producir desgarros en la vagina o en el perineo. Éstos son mucho menos frecuentes que cuando se utilizan fórceps.

Para el bebé, los riesgos son principalmente respecto al sangrado:

  • Puede haber sangrado bajo el cuero cabelludo del bebé (cefalohematoma). Éste desaparecerá y no causa problemas graves. Su bebé puede ser más propenso a tener ictericia (lucir un poco amarillo), lo cual se puede tratar con fototerapia.
  • Otro tipo de sangrado se produce por debajo de la cubierta (periostio) del hueso del cráneo. Éste desaparecerá y no causa problemas graves.
  • El sangrado dentro del cráneo puede ser muy grave, pero es infrecuente.

Referencias

Nielsen PE, Galan HL. Operative vaginal delivery. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2012:chap 15.

Sakornbut EL. Intrapartum procedures. In: Ratcliffe SD, Baxley EG, Cline MK, Sakornbut EL, eds. Family Medicine Obstetrics. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2008:chap 18.

Actualizado: 5/31/2012

Versión en inglés revisada por: Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo