Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000587.htm

Manejo del dolor durante el parto

No hay un método que sea el mejor para manejar el dolor durante el trabajo de parto. La mejor opción es la que tenga más sentido para usted. Más allá de si usted opta por utilizar un método de alivio del dolor o no, es bueno prepararse para el parto natural.

Parto natural

El dolor que se siente durante el parto es diferente para cada mujer. Algunas mujeres optan por el parto natural o dar a luz sin medicamentos para el dolor. Si todo va bien, puede ser una gran experiencia.

Si usted quiere dar a luz sin medicamentos, tome una clase sobre el parto. Estas clases enseñan técnicas de respiración y relajación. Estas técnicas pueden ayudar a aliviar el dolor de forma natural durante el parto. Además, estas técnicas se pueden añadir al alivio que se obtiene de los medicamentos si usted decide utilizarlos.

Para algunas mujeres, las técnicas aprendidas en las clases sobre el parto son suficientes para aliviar su dolor. Otras mujeres pueden optar por utilizar medicamento para el dolor durante el parto.

Analgésicos para el parto

Un analgésico sistémico es un medicamento para el dolor que se inyecta en una vena o músculo. Este medicamento actúa sobre el sistema nervioso en lugar de sólo una determinada parte del cuerpo. Puede que el dolor no desaparezca por completo, pero será sordo.

Con los analgésicos sistémicos, algunas mujeres tienen un trabajo de parto más fácil y se sienten más relajadas. Estos medicamentos generalmente no retardan el trabajo de parto y tampoco afectan las contracciones.

Pero hacen que usted y su bebé estén soñolientos. Algunas mujeres se quejan de sentir como si perdieran el control.

Un bloqueo epidural adormece o causa pérdida de sensibilidad en la mitad inferior del cuerpo. Su proveedor de atención médica inyecta el anestésico en la región lumbar. Esto disminuye el dolor de las contracciones y hace que sea más fácil parir al bebé a través de la vagina.

La anestesia epidural es el procedimiento más seguro y más efectivo para aliviar el dolor. La mayoría de las mujeres eligen esta anestesia para lidiar con el dolor durante el parto. Estos son hechos acerca de la anestesia epidural:

  • No hay un efecto sedante en usted o en su bebé.
  • Los riesgos son menores.
  • No incrementa las probabilidades de necesitar una cesárea.
  • El trabajo de parto es un poco más largo si recibe un bloqueo epidural.
  • Muchas veces este bloqueo puede reanudar un trabajo de parto que no estaba progresando.
  • El efecto secundario de un bloqueo epidural es adormecimiento y falta de movimiento (movilidad).

La anestesia local (bloqueo pudendo) es un medicamento insensibilizador que su proveedor de atención médica inyecta en la vagina y las áreas rectales cuando usted esté próxima a dar a luz. Disminuye el dolor a medida que el bebé pasa a través del área anestesiada.

Planee y esté preparada

Tenga en cuenta que un plan es sólo un plan. Sea flexible cuando esté haciendo planes para su trabajo de parto y el alumbramiento. Las circunstancias suelen cambiar cuando llega el día real. Muchas mujeres deciden tener un parto natural antes de entrar en trabajo de parto. Posteriormente, cambian de opinión y deciden que después de todo quieren medicamentos para el dolor. No hay problema si cambia de opinión.

Otras mujeres hacen planes con respecto al medicamento para el dolor, pero llegan al hospital demasiado tarde. Algunas veces, el bebé nace antes de que la mujer pueda recibir estos medicamentos. Es una buena idea asistir a clases sobre el parto y aprender acerca de las técnicas de respiración y relajación, incluso aunque tenga la intención de recibir un medicamento para el dolor.

Hable con su proveedor de atención médica sobre los diferentes tipos de alivio del dolor para el trabajo de parto y el alumbramiento. La salud y la seguridad suya y de su bebé están primero, así que su proveedor de atención médica puede recomendarle un tipo de alivio del dolor sobre otros. Es bueno conocer todas las opciones para que pueda elaborar el mejor plan para su trabajo de parto y el alumbramiento.

Referencias

Hawkins JL, Bucklin BA. Obstetrical anesthesia. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies

Actualizado 11/16/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados