Omita y vaya al Contenido

Enfermedad por radiación

Es la enfermedad y los síntomas que resultan de la exposición excesiva a la radiación ionizante.

Existen dos tipos básicos de radiación: ionizante y no ionizante.

  • La radiación no ionizante viene en forma de luz, ondas de radio, microondas y radar. Este tipo de radiación por lo general no produce daño a los tejidos.
  • La radiación ionizante es la que produce efectos químicos inmediatos en los tejidos humanos y es emitida por los rayos X, los rayos gamma y el bombardeo de partículas (haces de neutrones, electrones, protones, mesones y otros). Este tipo de radiación se puede utilizar para exámenes y tratamientos médicos, propósitos industriales y de manufactura, armamento y desarrollo de armas, entre otros.

Consideraciones

La enfermedad por radiación se produce cuando los seres humanos u otros animales son expuestos a dosis muy altas de radiación ionizante.

La exposición a la radiación se puede presentar como alta y única (aguda) o en una serie de pequeñas exposiciones esparcidas en el tiempo (crónica). La exposición puede ser accidental o intencional, como en la radioterapia.

La enfermedad por radiación generalmente se asocia con la exposición aguda y se presenta con un conjunto de síntomas muy característicos que aparecen de forma ordenada. La exposición crónica suele asociarse a problemas de salud que aparecen más tarde, como el cáncer o el envejecimiento prematuro, que pueden suceder en un período largo de tiempo.

El riesgo de cáncer depende de la dosis y comienza a acumularse incluso si las dosis son muy bajas. No existe un "umbral mínimo".

La exposición proveniente de rayos X o gamma se mide en unidades roentgen (R). Por ejemplo:

  • La exposición corporal total de 100 R/rad (o 1 Gy) causa enfermedad por radiación.
  • La exposición corporal total de 400 R/rad (o 4 Gy) produce enfermedad por radiación y muerte en la mitad de los individuos. Sin tratamiento médico, casi toda persona que reciba más de esta cantidad de radiación morirá al cabo de 30 días.
  • 100,000 R/rad (1,000 Gy) producen pérdida del conocimiento casi de inmediato y la muerte al cabo de una hora.

La gravedad de los síntomas y la enfermedad (enfermedad por radiación aguda) dependen del tipo y cantidad de radiación, la duración de la exposición y la parte del cuerpo que estuvo expuesta. Los síntomas de esta enfermedad pueden ocurrir inmediatamente después de la exposición, o durante los siguientes días, semanas o meses. La médula ósea y el tubo digestivo son especialmente sensibles a una lesión por radiación. Los niños y los bebés que aún están en el útero son más propensos a que la radiación les cause lesiones graves.

Debido a que es difícil determinar la cantidad de exposición a radiación a causa de accidentes nucleares, las mejores señales de la gravedad de la exposición son: el tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas, la gravedad de dichos síntomas y de los cambios en los glóbulos blancos. Si una persona vomita en menos de una hora después de haber estado expuesta, eso generalmente significa que la dosis de radiación recibida es muy alta y que se puede esperar la muerte.

Los niños que reciben tratamientos con radiación o que han estado accidentalmente expuestos a radiación recibirán tratamiento con base en sus síntomas y en los resultados de los hemogramas. Se necesitan estudios sanguíneos frecuentes que requieren una pequeña punción de una vena a través de la piel para obtener las muestras de sangre.

Causas

Entre las causas se pueden mencionar:

  • La exposición accidental a dosis altas de radiación, como en los accidentes en plantas de energía nuclear
  • La exposición a radiación excesiva para tratamientos médicos

Síntomas

  • Hemorragia por la nariz, la boca, las encías y el recto
  • Sangre en las heces
  • Hematomas
  • Confusión
  • Deshidratación
  • Diarrea
  • Desmayo
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Pérdida del cabello
  • Inflamación de áreas expuestas (enrojecimiento, sensibilidad, hinchazón, sangrado)
  • Úlceras bucales
  • Náuseas y vómitos
  • Úlceras abiertas en la piel
  • Quemaduras de la piel (enrojecimiento, ampollas)
  • Muda de piel
  • Ulceración del esófago, estómago o intestinos
  • Vómitos con sangre
  • Debilidad

El médico aconsejará el mejor tratamiento para estos síntomas. Se pueden recetar medicamentos para ayudar a reducir las náuseas, el vómito y el dolor. Asimismo, se pueden hacer transfusiones de sangre para la anemia. Los antibióticos se utilizan para prevenir o combatir infecciones.

Primeros auxilios

  • Verifique la respiración y el pulso de la persona.
  • Inicie RCP, de ser necesario.
  • Hágale quitar las ropas a la persona y colóquelas en un recipiente sellado. Esto frena la continua contaminación.
  • Lave vigorosamente el cuerpo con agua y jabón.
  • Seque el cuerpo y envuélvalo en una manta suave y seca.
  • Solicite ayuda médica de emergencia o lleve a la persona al centro médico de urgencias más cercano si puede hacerlo sin peligro.
  • NOTIFIQUE LA EXPOSICIÓN A LAS AUTORIDADES DE EMERGENCIAS

Si los síntomas aparecen durante o después de tratamientos médicos con radiación:

  • Coméntele al médico o busque tratamiento médico.
  • Trate con cuidado las áreas afectadas.
  • Trate los síntomas o enfermedades siguiendo las instrucciones del médico.

No se debe

  • NO permanezca en el área donde ocurrió la exposición.
  • NO aplique ungüentos en áreas quemadas.
  • NO permanezca con la misma ropa contaminada.
  • NO dude en buscar tratamiento médico urgente.

Prevención

  • Evite la exposición innecesaria a la radiación.
  • Las personas que trabajan en áreas de peligro de radiación deben usar distintivos para medir sus niveles de exposición.
  • Los "escudos protectores" siempre se deben colocar sobre las partes del cuerpo que no se estén tratando o estudiando durante radioterapia o exámenes de imágenes radiológicas.

Nombres alternativos

Intoxicación por radiación

Referencias

Feldman R. Radiation injury. In: Schaider JJ, Hayden SR, Wolfe RE, Barkin RM, Rosen P, eds. Rosen and Barkin’s 5-Minute Emergency Medicine Consult. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2007.

Actualizado: 2/1/2013

Versión en inglés revisada por: Eric Perez, MD, St. Luke's / Roosevelt Hospital Center, NY, NY, and Pegasus Emergency Group (Meadowlands and Hunterdon Medical Centers), NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo