Omita y vaya al Contenido

Primeros auxilios en caso de traumatismo craneal

Es cualquier tipo de traumatismo que lesiona el cuero cabelludo, el cráneo o el cerebro. La lesión puede ser un pequeño abultamiento en el cráneo o una lesión cerebral grave.

El traumatismo craneal puede ser cerrado o abierto (penetrante).

  • Un traumatismo craneal cerrado significa que usted recibió un impacto fuerte en la cabeza al golpear un objeto, pero el objeto no rompió el cráneo.
  • Un traumatismo craneal abierto o penetrante significa que usted fue golpeado con un objeto que rompió el cráneo e ingresó al cerebro. Esto suele suceder cuando uno se desplaza a alta velocidad, como al salir disparado a través del parabrisas durante un accidente automovilístico. También puede suceder por un disparo en la cabeza.

Los traumatismos craneales abarcan:

  • La conmoción cerebral, que es el tipo de lesión cerebral traumática más común, en la cual se sacude el cerebro
  • Heridas del cuero cabelludo
  • Fracturas del cráneo

Las lesiones en la cabeza pueden causar sangrado:

Causas

Entre las causas comunes de traumatismo craneal se encuentran:

  • Los accidentes laborales, en el hogar, al aire libre o al practicar deportes
  • Las caídas
  • La agresión física
  • Los accidentes de tránsito  

La mayoría de estas lesiones son menores porque el cráneo protege el cerebro. Algunas lesiones son tan graves que requieren hospitalización.

Síntomas

Los síntomas de un traumatismo craneal pueden ocurrir inmediatamente o presentarse con lentitud después de varias horas o días. Incluso si no hay fractura craneal, el cerebro puede chocar contra el interior del cráneo y presentar hematoma. La cabeza puede lucir bien, pero se podrían presentar problemas por el sangrado o la hinchazón dentro del cráneo.

En cualquier traumatismo craneal grave, también es probable que se lesione la médula espinal.

Algunos traumatismos craneales causan cambios en el funcionamiento del cerebro, lo cual se denomina lesión cerebral traumática. La conmoción cerebral es una lesión cerebral traumática leve y sus síntomas pueden ir de leves a graves.

Primeros auxilios

Aprender a reconocer un traumatismo craneal serio y administrar los primeros auxilios básicos pueden salvar la vida de alguien.

Consiga ayuda médica de inmediato si la persona:

  • Se torna muy soñolienta.
  • Se comporta de manera anormal.
  • Presenta fuerte dolor de cabeza o rigidez en el cuello.
  • Tiene las pupilas (la parte central y oscura del ojo) de tamaños diferentes.
  • Es incapaz de mover un brazo o una pierna.
  • Pierde el conocimiento, incluso brevemente.
  • Vomita más de una vez.

En caso de traumatismo craneal de moderado a grave, tome las siguientes medidas:

  1. Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos).
  2. Revise las vías respiratorias, la respiración y la circulación de la persona y, de ser necesario, inicie la respiración boca a boca y RCP.
  3. Si la respiración y la frecuencia cardíaca son normales, pero la persona está inconsciente, trátela como si hubiera una lesión de columna. Estabilice la cabeza y el cuello colocando las manos en ambos lados de la cabeza de la persona. Mantenga la cabeza en línea con la columna y evite el movimiento. Espere a que llegue la ayuda médica.
  4. Detenga cualquier sangrado, presionando firmemente con un pedazo de tela limpio sobre la herida. Si la lesión es grave, tenga cuidado de no mover la cabeza de la persona. Si la sangre empapa la tela, NO la quite, sino que coloque otro pedazo de tela encima de la primera.
  5. Si sospecha que se produjo una fractura craneal, no aplique presión directa en el sitio del sangrado ni tampoco retire ningún residuo de la herida. Cubra la herida con un apósito de gasa estéril.
  6. Si la persona está vomitando, gírele la cabeza, el cuello y el cuerpo hacia el lado como una unidad para prevenir el ahogamiento. Esto también protege la columna, la cual siempre se debe presumir lesionada en el caso de un traumatismo craneal. Los niños con frecuencia vomitan una vez después de un traumatismo craneal, lo cual posiblemente no sea un problema, pero llame al médico para recibir una orientación adicional.
  7. Aplique compresas de hielo en las áreas inflamadas. 

Un traumatismo craneal más grave que implique sangrado o daño cerebral se debe tratar en un hospital. 

Para un traumatismo craneal leve, es posible que no se necesite ningún tratamiento. Tenga en cuenta, sin embargo, que los síntomas de un traumatismo craneal pueden aparecer posteriormente. Siga las siguientes instrucciones que aparecen a continuación en la sección "Cuidados en el Hogar".

No se debe

  • NO lave una herida de la cabeza si es profunda o está sangrando mucho.
  • NO retire ningún objeto que sobresalga de una herida.
  • NO mueva a la persona a menos que sea absolutamente necesario.
  • NO sacuda a la persona si parece mareada.
  • NO retire el casco de la víctima si sospecha que se produjo un traumatismo craneal grave.
  • NO levante a un niño que se ha caído si presenta signos de traumatismo craneal.
  • NO tome alcohol dentro de las primeras 48 horas siguientes a un traumatismo craneal grave.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame de inmediato al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:

  • Hay una hemorragia grave en la cabeza o en la cara.
  • La persona presenta confusión, cansancio o está inconsciente.
  • La persona deja de respirar.
  • Usted sospecha de una lesión de cuello o de cabeza seria, o la persona presenta cualquier signo o síntoma de un traumatismo craneal grave.

Cuidados en el hogar

Los amigos o familiares tal vez deban vigilar a los adultos que se hayan lesionado después de que les hayan dado el alta en el servicio de urgencias o el consultorio médico. Si la persona es un atleta, siga las instrucciones del médico respecto a cuándo puede retornar a los deportes.

Los padres o los cuidadores de los niños tienen que aprender cómo vigilar a un niño después de un traumatismo craneal. Siga las instrucciones del médico sobre cuándo el niño puede volver a estar activo y practicar deportes.

Después de incluso una conmoción cerebral leve, no realice actividades que pueden causar una lesión adicional en la cabeza. Evite tareas que requieren concentración o pensamiento complejo, entre ellas, la lectura, las tareas, la preparación de informes y otros tipos de estimulación cerebral. Igualmente, evite las luces brillantes y los ruidos fuertes, ya que esto puede estimular demasiado el cerebro. El médico le puede comentar más al respecto.

Control

Asista a todas las citas de control con el médico. Estas ayudan a garantizar que usted o su hijo se están recuperando bien.

Prevención

No todas las lesiones en la cabeza se pueden prevenir, pero las siguientes medidas simples pueden ayudar a mantenerlo a usted y a su hijo a salvo.

  • Utilice siempre equipos de seguridad, como cascos para bicicleta y motocicleta, protectores para la cabeza y cinturones de seguridad cuando realice actividades que podrían provocar lesiones en la cabeza.
  • Conozca y acate las recomendaciones de seguridad con las bicicletas.
  • No conduzca después de ingerir alcohol y no permita que lo transporte alguien que usted sepa o sospeche que ha estado bebiendo alcohol o que tenga algún otro tipo de alteración.

Nombres alternativos

Lesión cerebral; Lesión en la cabeza (traumatismo craneoencefálico)

Referencias

Biros MH, Heegaard WG. Head injury. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al., eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2009:chap 38.

Landry GL. Head and neck injuries. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW III, et al., eds. Nelson Textbook of Pediatrics.19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 680.

Actualizado: 1/1/2013

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo