Omita y vaya al Contenido

Insuficiencia venosa

Es una afección en la cual las venas tienen problemas para retornar la sangre de las piernas al corazón.

Causas

Normalmente, las válvulas de las venas profundas de la pierna mantienen la sangre fluyendo de nuevo hacia el corazón. Cuando se presenta insuficiencia venosa crónica, las paredes de las venas están debilitadas y las válvulas están dañadas. Esto provoca que las venas permanezcan llenas de sangre, especialmente al estar de pie.

La insuficiencia venosa crónica es una afección prolongada y se debe muy comúnmente al mal funcionamiento (incompetencia) de las válvulas en las venas. También puede ocurrir como resultado de un coágulo de sangre pasado en las piernas.

Los factores de riesgo para la insuficiencia venosa abarcan:

  • Edad
  • Antecedentes familiares de esta afección
  • Ser mujer (relacionado con los niveles de la hormona progesterona) 
  • Antecedentes de trombosis venosa profunda en las piernas   
  • Obesidad 
  • Embarazo 
  • Permanecer sentado o de pie por mucho tiempo
  • Estatura alta

Síntomas


  • Dolor intenso, pesadez o calambres en las piernas
  • Picazón y hormigueo
  • Dolor que empeora al pararse
  • Dolor que mejora al levantar las piernas
  • Hinchazón de las piernas
  • Enrojecimiento de piernas y tobillos
  • Cambios en el color de la piel alrededor de los tobillos
  • Venas varicosas superficiales
  • Engrosamiento y endurecimiento de la piel en las piernas y en los tobillos (lipodermatoesclerosis)
  • Úlceras en las piernas y en los tobillos
  • Herida que es lenta para sanar en las piernas y los tobillos

Tratamiento

El médico puede sugerir que usted tome las siguientes medidas de cuidados personales para ayudar a manejar la insuficiencia venosa:

  • Use medias de descanso para disminuir la hinchazón.
  • Evite sentarse o estar de pie por períodos prolongados. Incluso mover ligeramente las piernas ayuda a que la sangre circule.
  • Tenga cuidado con las heridas si tiene úlceras abiertas o infecciones.
  • Baje de peso si tiene sobrepeso.
  • Haga ejercicio de manera regular.

Si su afección es grave, el médico puede recomendar los siguientes tratamientos:

  • Escleroterapia. Se inyecta agua con sal (solución salina) o una solución química en la vena. La vena se endurece y luego desaparece.
  • Ablación. Se utiliza calor para sellar y destruir la vena. La vena desaparece con el tiempo.
  • Microflebectomía. Se hacen pequeños cortes quirúrgicos (incisiones) en la pierna cerca de la vena dañada. Se extrae la vena a través de una de las incisiones.
  • Derivación (bypass). La cirugía redistribuye el flujo sanguíneo alrededor de la vena obstruida. Se usa un conducto o un vaso sanguíneo tomado del cuerpo para hacer un desvío o derivación alrededor de la vena dañada.
  • Angioplastia y colocación de stent. Un procedimiento abre una vena dañada o bloqueada. En la angioplastia, se utiliza un pequeño globo médico para ensanchar la vena obstruida. El globo ejerce presión contra la pared interior de la vena para abrirla y mejorar la circulación de la sangre. Luego, se coloca un tubo de malla metálica pequeño llamado stent (endoprótesis) dentro de la vena para evitar que se estreche de nuevo. 

La ablación endovenosa con láser o la ablación por radiofrecuencia se puede recomendar si usted tiene:

  • Dolor de piernas, que puede hacer que éstas se sientan pesadas o cansadas.
  • Úlceras o llagas en la piel causadas por circulación deficiente en las venas
  • Engrosamiento y endurecimiento de la piel de las piernas y de los tobillos (lipodermatoesclerosis)

La cirugía (extirpación de venas varicosas) para tratar la insuficiencia venosa crónica ha sido ampliamente reemplazada por procedimientos menos invasivos.

Expectativas (pronóstico)

La insuficiencia venosa crónica tiende a empeorar con el tiempo. Sin embargo, se puede manejar si el tratamiento se inicia en las primeras etapas. Al tomar medidas de cuidados personales, usted puede aliviar la molestia y evitar que la afección empeore. Es probable que necesite procedimientos médicos para tratar la afección.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico si:

  • Tiene varices y son dolorosas.
  • Su estado empeora o no mejora con los cuidados personales, como el uso de medias de compresión o evitar permanecer de pie durante mucho tiempo.
  • Presenta un aumento repentino en el dolor en la pierna o hinchazón, fiebre, enrojecimiento o úlceras en la pierna.

Nombres alternativos

Insuficiencia venosa crónica

Referencias

Freischlag JA, Heller JA. Venous disease. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 65.

Word R. Medical and surgical therapy for advanced chronic venous insufficiency. Surg Clin N Am. 2010;90:1195-1214.

Actualizado: 5/27/2014

Versión en inglés revisada por: Deepak Sudheendra, MD, Assistant Professor of Interventional Radiology & Surgery, Hospital of the University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo