Omita y vaya al Contenido

Virus del Nilo Occidental

Es una enfermedad transmitida por mosquitos. La afección puede ir de leve a grave.

Causas

El virus del Nilo Occidental se identificó por primera vez en 1937 en Uganda al este de África. En los Estados Unidos, se descubrió por primera vez en el verano de 1999 en Nueva York. Desde entonces, el virus se ha diseminado a lo largo de todo el país.

El virus del Nilo Occidental es un tipo de virus conocido como flavivirus. Los investigadores creen que se disemina cuando un mosquito pica a un ave infectada y luego inocula a una persona.

Los mosquitos transportan las mayores cantidades del virus a principios del otoño, por lo que hay una máxima incidencia de la enfermedad a finales de agosto y principios de septiembre. El riesgo de padecerla disminuye entonces a medida que el clima se vuelve más frío y los mosquitos comienzan a extinguirse.

Aunque muchas personas son picadas por los mosquitos portadores del virus del Nilo Occidental, la mayoría no saben que han resultado infectadas. 

Los posibles factores de riesgo para contraer un tipo más grave de la enfermedad incluyen los siguientes:

  • Afecciones que debiliten el sistema inmunitario, tales como VIH, trasplante de órganos y quimioterapia reciente
  • Edad avanzada o muy temprana
  • Embarazo

El virus del Nilo Occidental también se puede diseminar por medio de las transfusiones de sangre y los trasplantes de órganos. Es posible también que una madre infectada le transmita el virus a su hijo por medio de la leche materna.

Síntomas

Los síntomas pueden ocurrir de 1 a 14 días después de resultar infectado. La enfermedad leve, generalmente llamada fiebre del Nilo Occidental, puede causar algunos o todos los síntomas siguientes:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Inapetencia
  • Dolores musculares
  • Náuseas
  • Salpullido
  • Dolor de garganta
  • Inflamación de ganglios linfáticos
  • Vómitos

Estos síntomas generalmente duran de 3 a 6 días, pero pueden durar un mes.

Las formas más graves de la enfermedad, que son potencialmente mortales, se pueden denominar encefalitis o meningitis del Nilo occidental, dependiendo de qué parte del cuerpo esté afectada. Se pueden presentar los siguientes síntomas y necesitan atención oportuna.

Pruebas y exámenes

Los signos de la infección por el virus del Nilo Occidental son similares a los de otras infecciones virales. Es posible que no haya hallazgos específicos en un examen físico; sin embargo, hasta la mitad de los pacientes puede tener una erupción.

Los exámenes para diagnosticar este virus abarcan:

La forma más precisa de diagnosticar esta infección es con un examen de serología, en el cual se examina una muestra de sangre o líquido cefalorraquídeo en busca de anticuerpos contra el virus. Se pueden usar técnicas más rápidas empleando la reacción en cadena de la polimerasa (RCP).

Tratamiento

Debido a que esta enfermedad no es causada por bacterias, los antibióticos no ayudan a tratar la infección causada por este virus. La atención médica hospitalaria estándar puede ayudar a disminuir el riesgo de complicaciones en caso de enfermedad grave.

Expectativas (pronóstico)

En general, el desenlace clínico de una infección leve por el virus del Nilo Occidental es excelente.

El pronóstico es más incierto para los pacientes con casos graves de la infección. La encefalitis o la meningitis del Nilo Occidental puede llevar a daño cerebral y a la muerte. Aproximadamente 1 de cada 10 pacientes con inflamación cerebral no sobrevive.

Posibles complicaciones

Las complicaciones a causa de la infección leve por el virus del Nilo Occidental son muy raras.

Las complicaciones a causa de la infección grave por este virus abarcan:

  • Daño cerebral
  • Debilidad muscular permanente (algunas veces similar a la polio)
  • Muerte

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de la infección por el virus del Nilo Occidental, particularmente si puede haber estado expuesto a los mosquitos. Si está se siente muy mal, acuda a la sala de emergencias.

No existe ningún tratamiento para evitar contraer la infección por el virus del Nilo Occidental después de la picadura de un mosquito. Las personas con buena salud por lo general no contraen una infección grave por este virus.

Prevención

La mejor forma de prevenir la infección por el virus del Nilo Occidental es evitar las picaduras de los mosquitos.

  • Use repelentes para mosquitos que contengan DEET.
  • Utilice camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Drene los pozos de aguas quietas como recipientes de basura o platos de macetas (los mosquitos se reproducen en aguas estancadas).

Asimismo, la fumigación de los mosquitos en la comunidad puede prevenir su reproducción.

Referencias

Beckham JD, Tyler KL. Encephalitis. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 87.

Bleck TP. Arthropod-borne viruses affecting the central nervous system. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 391.

Actualizado: 10/6/2012

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo