Omita y vaya al Contenido

Uso de muletas

Es importante empezar a caminar tan pronto como pueda después de su cirugía, pero necesitará apoyo para hacerlo mientras su pierna esté sanando.

Use muletas después de una lesión o cirugía de la pierna si sólo necesita un poco de ayuda con el equilibrio y la estabilidad, o si su pierna sólo está un poco débil o adolorida. Si está experimentando mucho dolor, debilidad o problemas con el equilibrio, pregúntele al médico si un caminador sería mejor para usted que las muletas.

Lo básico de las muletas

  • Deje que las manos carguen el peso, no las axilas.
  • Mire hacia adelante cuando esté caminando, no a los pies.
  • Use una silla con apoyabrazos para que sentarse y pararse sea más fácil.
  • Verifique que las muletas se hayan ajustado a su estatura:
  • La parte superior debe estar 1 a 1 1/2 pulgadas debajo de la axila.
  • Los mangos deben estar al nivel de la cadera.
  • Los codos deben estar ligeramente flexionados cuando agarre los mangos.
  • Mantenga las puntas de sus muletas aproximadamente a 3 pulgadas de distancia de los pies para no tropezarse.
  • Recueste sus muletas al revés cuando no las esté usando para que no se caigan.

Caminar y girar

Cuando usted camine usando muletas, las moverá hacia adelante en lugar de la pierna débil. Siga estos pasos:

  • Ponga las muletas a aproximadamente 1 pie (30.48 cm) delante de usted, con una separación ligeramente más amplia que su cuerpo.
  • Apóyese en los mangos de las muletas y desplace su cuerpo hacia adelante, sin dar un paso hacia adelante sobre la pierna débil.
  • Termine el paso balanceando la pierna fuerte hacia adelante.
  • Repita. Vaya lentamente, puede tomarle un tiempo acostumbrarse a este movimiento.
  • Gire volteando sobre la pierna fuerte, no sobre la débil.

Su médico puede darle instrucciones acerca de cuánto peso puede poner sobre la pierna débil. Éstas pueden abarcar:

  • No soportar peso: Esto significa mantener la pierna débil a distancia del suelo cuando camine.
  • Soportar peso tocando el suelo: Usted puede tocar el suelo con los dedos del pie para ayudar con el equilibrio, pero no soporte peso sobre la pierna débil.
  • Soporte parcial de peso: Usted puede poner menos de la mitad de su peso corporal sobre la pierna débil.
  • Soporte de peso tolerable: Usted puede poner más de la mitad de su peso corporal sobre la pierna débil con tal de que no le duela.

Sentarse y Pararse

Para sentar:

  • Apóyese en una silla, cama o inodoro hasta que el asiento le toque la parte posterior de las piernas.
  • Mueva la pierna débil hacia adelante y mantenga el equilibrio con la pierna fuerte.
  • Sostenga ambas muletas en la mano en el mismo lado de la pierna débil.
  • Con la mano libre, agarre el apoyabrazos, el asiento de la silla o la cama o el inodoro.
  • Siéntese lentamente.

Para parar:

  • Desplácese hasta el frente de su asiento y mueva la pierna débil hacia adelante.
  • Sostenga ambas muletas en la mano en el mismo lado de la pierna débil.
  • Use su mano libre para ayudar a empujarse desde su asiento hasta ponerse de pie.
  • Guarde el equilibrio sobre la pierna fuerte mientras coloca una muleta en cada mano.

Escaleras

Evite las escaleras hasta que esté listo para usarlas. Antes de que pueda subirlas y bajarlas sobre los pies, puede sentarse y deslizarse hacia arriba o hacia abajo, un paso a la vez.

Cuando esté listo para subir y bajar escaleras sobre los pies, siga estos pasos (practique primero con un observador):

Para subir:

  • Dé un paso primero con la pierna fuerte.
  • Suba las muletas, una en cada brazo.
  • Descargue su peso sobre la pierna fuerte y luego suba la pierna débil.

Para bajar escalas:

  • Ponga sus muletas en el paso de abajo primero, una en cada brazo.
  • Desplace su pierna débil hacia adelante y abajo, seguido de su pierna fuerte.
  • Si hay una baranda, se puede sostener en ella y sostener ambas muletas en el otro lado en una mano, pero esto puede sentirse más o menos complicado, así que asegúrese de hacerlo lentamente.

Consejos de seguridad

Verifique que cualquier alfombra suelta, esquinas de las alfombras que se atranquen o cuerdas estén aseguradas al piso, de manera que usted no tropiece ni se enrede en ellas.

Elimine el desorden y mantenga los pisos limpios y secos.

Revise la punta o puntas de las muletas diariamente y reemplácelas si están desgastadas. Usted puede conseguir puntas de repuesto en su tienda de suministros médicos o en la farmacia local.

Para prevenir caídas, use zapatos o chanclas con suelas de caucho u otro antideslizante. No use zapatos con tacones o suelas de cuero.

Si necesita llevar consigo artículos pequeños, use un morral pequeño, bolsa de cintura o la bolsa de hombro para mantener las manos libres mientras está caminando.

Actualizado: 4/14/2013

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo