Omita y vaya al Contenido

Carcinoma de células basales

Es un tumor cutáneo de crecimiento lento que involucra cambios cancerosos en las células basales de la piel.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El cáncer de células basales es la forma más común de cáncer en los Estados Unidos; representa cerca de un 75% de todos los cánceres de piel. La incidencia de cáncer en la piel ha aumentado de forma importante en los últimos años, debido en parte a una mayor exposición a la radiación ultravioleta del sol. En 1990, 600.000 personas recibieron el diagnóstico de cáncer de células basales o cáncer escamocelular, superior a las 400.000 que recibieron estos diagnósticos en 1980.

Las células basales son células normales de la piel que pueden desarrollar cambios cancerígenos, ocasionando una masa o tumoración indolora. Una masa cutánea nueva que se ulcera, sangra con facilidad y no sana podría indicar el desarrollo de un cáncer de piel de células basales. Este tipo de cáncer, si se trata a tiempo, tiene una alta tasa de curación, pero si se descuida, puede crecer causando posible discapacidad o, en raros casos, la muerte.

Más del 90% de los carcinomas de las células basales ocurren en áreas cutáneas regularmente expuestas al sol o a otro tipo de radiación ultravioleta, pero también pueden aparecer en el cuero cabelludo. Por lo general, el cáncer de piel de células basales se inicia después de los 40 años de edad.

Otros factores de riesgo son: la predisposición genética (el cáncer de piel de células basales es más común en aquellas personas de piel blanca, ojos azules o verdes, cabello claro o rojizo), la sobreexposición a rayos X u otras formas de radiación.

Por lo general, este tipo de cáncer permanece localizado y casi nunca se disemina a otras partes del organismo, pero puede continuar creciendo e invadir los tejidos y estructuras cercanas incluyendo nervios, huesos y cerebro. El tumor puede ser muy pequeño al comienzo hasta alcanzar de 1 a 2 centímetros de diámetro luego de varios años de crecimiento.

Síntomas

  • Lesión cutánea, masa o protuberancia en la cara, orejas, cuello, espalda o cuero cabelludo
    • apariencia nacarada o cerosa
    • de color blanco, rosado pálido, color carne o marrón
    • plana o levemente elevada
  • Vasos sanguíneos visibles en la lesión o en la piel adyacente
  • Lesión con apariencia de cicatriz sin antecedentes de lesión cutánea en esa área
  • Úlcera que no sana

Signos y exámenes

Para confirmar el diagnóstico de un carcinoma de célula basal es necesaria una biopsiade una lesión de piel sospechosa.

Tratamiento

El tratamiento varía dependiendo del tamaño, profundidad y localización del cáncer.

El carcinoma se extirpa utilizando uno de los siguientes procedimientos:

  • Raspado
  • Cauterización (quemado)
  • Extirpación por medio de cirugía, incluyendo remoción quirúrgica microscópicamente controlada (cirugía de Mohs)
  • Criocirugía (congelamiento)
  • Radiación

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento temprano por parte de un dermatólogo puede dar como resultado un índice de curación de más del 95%. Puede haber nuevos lugares donde aparezca el cáncer de célula basal, por lo que se debe ser diligente con el monitoreo. El médico debe realizar exámenes con regularidad.

Complicaciones

Una complicación del cáncer de célula basal es la invasión de los tejidos o estructuras adyacentes, causando daños a su apariencia y funcionamiento. Esta condición es más preocupante cuando se presenta alrededor de la nariz, ojos y orejas.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si ocurre algún cambio en el color, tamaño, textura o aspecto de una lesión cutánea o si se presenta dolor, inflamación, sangrado o prurito en una lesión cutánea existente.

Prevención

La prevención involucra la reducción de la exposición al sol:

  • Se debe proteger la piel con prendas de vestir como sombreros, camisas manga larga, faldas largas o pantalones.
  • La luz ultravioleta es más intensa al mediodía, por lo que se debe tratar de evitar la exposición durante estas horas.
  • Se deben aplicar bloqueadores solares de alta calidad, preferiblemente con FPS (factor de protección solar) de por lo menos 15.
  • Se deben buscar protectores que bloqueen tanto la luz tipo UVA como la tipo UVB.
  • El bloqueador solar se debe aplicar al menos media hora antes de la exposición y repetir la aplicación con frecuencia.
  • Los bloqueadores solares también se deben utilizar durante el invierno.

Se debe examinar la piel con regularidad buscando masas o cambios sospechosos en lesiones cutáneas ya existentes. Una masa nueva que se ulcera, sangra con facilidad y tarda en sanar es motivo de sospecha.

Los cambios sospechosos en masas existentes son:

  • Cambios en los atributos:
    • color
    • tamaño
    • textura
    • apariencia
  • Desarrollo de estos síntomas:
    • dolor
    • inflamación
    • sangrado
    • prurito

Nombres alternativos

Úlcera roedora; cáncer de piel en célula basal; carcinoma de célula basal

Referencias

Basal cell and squamous cell cancers. NCCN Medical Practice Guidelines and Oncology. V.1.2009. Accessed July 15, 2009.

Neville JA, Welch E, Leffell DJ. Management of nonmelanoma skin cancer in 2007. Nat Clin Pract Oncol. 2007;4:462-469.

Eigentler TK, Kamin A, Weide BM, et al. A phase III, randomized, open label study to evaluate the safety and efficacy of imiquimod 5% cream applied thrice weekly for 8 and 12 weeks in the treatment of low-risk nodular basal cell carcinoma. J Am Acad Dermatol. 2007;57:616-621.

Hexsel CL, Bangert SD, Hebert AA, et al. Current sunscreen issues. 2007 Food and Drug Administration sunscreen labelling recommendations and combination sunscreen/insect repellant products. J Am Acad Dermatol. 2008;59:316-323.

Lautenschlager S, Wulf HC, Pittelkow MR. Photoprotection. Lancet. 2007;370:528-537.

Ridky TW. Nonmelanoma skin cancer. J Am Acad Dermatol. 2007;57:484-501.

Wood GS, Gunkel J, Stewart D, et al. Nonmelanoma skin cancers: basal and squamous cell carcinomas. In: Abeloff MD, Armitage JO, Niederhuber JE, Kastan MB, McKenna WG, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 4th ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone; 2008:chap 74.

Actualizado: 7/26/2011

Versión en inglés revisada por: Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo