Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007281.htm

Terapia de protones

Es un tipo de radiación utilizada para tratar el cáncer. Al igual que otros tipos de radiación, la terapia de protones mata las células cancerosas e impide que se multipliquen.

Información

A diferencia de otros tipos de radioterapia que utilizan rayos X para destruir las células cancerosas, la terapia de protones utiliza un haz de partículas especiales llamadas protones. Los médicos pueden dirigir mejor los haces de protones hacia un tumor, de tal manera que haya menos daño al tejido sano circundante. Esto les permite a los médicos usar una dosis más alta de radiación con la terapia de protones que la que pueden utilizar con los rayos X.

La terapia de protones se usa para tratar cánceres que no se han diseminado. Debido a que causa menos daño al tejido sano, la terapia de protones a menudo se emplea para cánceres que estén muy cerca a partes críticas del cuerpo.

Los médicos pueden usar esta terapia para tratar los siguientes tipos de cáncer:

Los investigadores también están estudiando si la terapia de protones podría usarse para tratar otras afecciones no cancerosas, entre ellas la degeneración macular.

CÓMO FUNCIONA

El médico le colocará un dispositivo especial que mantiene su cuerpo inmóvil durante el tratamiento. El dispositivo real usado depende de la localización del cáncer. Por ejemplo, a los pacientes con cáncer en la cabeza se les puede colocar una máscara especial.

Luego, le realizarán una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM) para delinear el área exacta a ser tratada. Durante el rastreo, usted llevará puesto el dispositivo que le ayuda a permanecer inmóvil. El radioncólogo utilizará una computadora para rastrear el tumor y perfilar los ángulos a los cuales ingresarán los haces de protones al cuerpo.

La terapia de protones se lleva a cabo de manera ambulatoria y el tratamiento toma unos pocos minutos al día durante un período de 6 a 7 semanas, según el tipo de cáncer. Antes de que el tratamiento empiece, a usted se le coloca el dispositivo que lo mantendrá inmóvil y el radioterapeuta tomará unas cuantas radiografías para poner a punto el tratamiento.

A usted lo ubicarán dentro de un dispositivo en forma de dona, llamado caballete, el cual girará a su alrededor y dirigirá los protones en la dirección del tumor. Una máquina llamada sincrotrón o ciclotrón crea y acelera los protones. Luego, los protones se quitan de la máquina y los imanes los dirigen hacia el tumor.

El técnico abandonará la sala mientras usted se esté sometiendo a la terapia de protones. El tratamiento debe tardar únicamente de 1 a 2 minutos y no se debe sentir ninguna incomodidad. Después de que el tratamiento haya terminado, el técnico regresará a la sala y le ayudará a quitarse el dispositivo que lo mantuvo inmóvil.

EFECTOS SECUNDARIOS

La terapia de protones puede tener efectos secundarios, pero éstos tienden a ser más leves que con la radiación provocada por los rayos X, debido a que la terapia de protones causa menos daño a los tejidos sanos. Los efectos secundarios dependen del área tratada, pero pueden incluir enrojecimiento de la piel en el área de la radiación y pérdida temporal del cabello.

DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO

Después de la terapia de protones, usted debe estar en condiciones de reanudar sus actividades normales y probablemente visitará al médico cada 3 a 4 meses para un examen de control.

Referencias

DeLaney TF. Proton therapy in the clinic.Front Radiat Ther Oncol

Ramaekers BL, Pijls-Johannesma M, Joore MA, et al. Systematic review and meta-analysis of radiotherapy in various head and neck cancers: comparing photons, carbon-ions and protons.Cancer Treat Rev

Zemen EM, Schreiber, Tepper JE. Basics of radiation therapy. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, et al., eds.Abeloff's Clinical Oncology

Actualizado 5/29/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados