Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000625.htm

Inducción del trabajo de parto

Se refiere a los diferentes tratamientos utilizados ya sea para iniciar o acelerar el trabajo de parto a un ritmo más rápido. El objetivo es provocar las contracciones o hacer que éstas sean más fuertes.

Varios métodos pueden ayudar a lograr que se inicie el trabajo de parto.

Ruptura de membranas

El líquido amniótico es el agua que rodea al bebé en el vientre materno. Las membranas o capas de tejido sostienen este líquido. Un método para inducir el trabajo de parto es hacer lo que se llama "romper la bolsa de las aguas" (romper fuente) o ruptura de membranas.

  • El médico o la enfermera obstétrica harán un examen pélvico y pasarán una sonda de plástico pequeña con un gancho en el extremo a través del cuello uterino para crear un agujero en la membrana. Esto no le hace daño ni a usted ni a su bebé.
  • El cuello uterino ya debe estar algo dilatado y la cabeza del bebé debe haber descendido hacia su pelvis.

La mayoría de las veces, las contracciones empezarán al cabo de unos minutos hasta unas pocas horas después de esto. Si el trabajo de parto no comienza después de unas horas, usted puede recibir un medicamento intravenoso para ayudar a que las contracciones empiecen. Esto se debe a que cuanto más tarde el inicio del trabajo de parto, mayor será su probabilidad de contraer una infección.

Uso de prostaglandinas

A comienzos del embarazo, el cuello uterino debe ser firme, largo y cerrado. Antes de que el cuello uterino comience a dilatarse o a abrirse, primero debe volverse suave y comenzar "adelgazarse".

Para algunas, este proceso puede comenzar antes de que el trabajo de parto haya empezado. Pero si el cuello uterino no ha comenzado a madurar o a adelgazarse, el médico puede utilizar un medicamento llamado prostaglandina.

El medicamento se coloca en la vagina junto al cuello uterino. Las prostaglandinas a menudo madurarán o suavizarán el cuello uterino y las contracciones pueden incluso empezar. Se vigilará la frecuencia cardíaca del bebé durante unas horas. Si el trabajo de parto no se inicia, a usted se le puede permitir que salga del hospital y camine un poco.

Oxitocina (Pitocin)

La oxitocina es un medicamento que se administra en forma intravenosa (IV) y se usa bien sea para iniciar las contracciones o hacerlas más fuertes. Una pequeña cantidad ingresa al cuerpo a través de la vena a un ritmo constante. La dosis se puede aumentar lentamente en la medida de lo necesario.

Se vigilarán atentamente la frecuencia cardíaca del bebé y la fuerza de las contracciones.

  • Esto se hace para verificar que las contracciones no sean tan fuertes que le hagan daño al bebé.
  • La oxitocina no se puede utilizar si los exámenes muestran que el feto no está recibiendo suficiente oxígeno o alimento a través de la placenta.

La oxitocina a menudo provoca contracciones regulares. Una vez que su propio cuerpo y el útero "entren en acción", el médico puede reducir la dosis. Muchas mujeres deciden tener anestesia epidural cuando reciben oxitocina.

¿Por qué se hace?

Hay muchas razones por las que se puede necesitar la inducción del trabajo de parto.

Dicha inducción se puede comenzar antes de que se presente cualquier signo de trabajo de parto cuando:

La oxitocina también se puede iniciar después de que el trabajo de parto de una mujer haya comenzado, pero las contracciones no han sido tan fuertes como para dilatar el cuello uterino.

Nombres alternativos

Inducir el trabajo de parto

Referencias

Wing DA, Farinelli CK. Abnormal labor and induction of labor. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies

Actualizado 9/18/2012

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados