Omita y vaya al Contenido

Fractura de cráneo

Una fractura de cráneo es una fractura o ruptura en los huesos craneales (del cráneo).

Consideraciones

La fractura de cráneo puede presentarse con lesiones en la cabeza. El cráneo brinda una excelente protección al cerebro. Sin embargo, un golpe o un impacto fuerte pueden hacer que el cráneo se rompa. Ésto puede estar acompañado de concusión u otra lesión al cerebro.

El cerebro puede resultar afectado directamente por el daño al tejido del sistema nervioso y por el sangrado. El cerebro también puede estar afectado indirectamente por los coágulos sanguíneos que se forman debajo del cráneo y que luego comprimen el tejido cerebral subyacente (hematoma subdural o epidural).

Una fractura simple es una rotura en el hueso sin daño de la piel.

Una fractura lineal del cráneo es una rotura en un hueso craneal que se asemeja a una línea delgada, sin astillamiento, depresión ni distorsión del hueso.

Una fractura con hundimiento en el cráneo es una rotura en un hueso craneal (o "aplastamiento" de una porción del cráneo) con depresión del hueso hacia el cerebro.

Una fractura compuesta involucra una rotura o pérdida de piel y astillamiento del hueso.

Causas

  • Traumatismo craneal
  • Caídas, accidentes automovilísticos, agresión física y deportes

Síntomas

  • Sangrado de la herida, oídos, nariz o alrededor de los ojos
  • Hematomas detrás de las orejas o debajo de los ojos
  • Cambios en las pupilas (tamaño desigual, no reaccionan a la luz)
  • Confusión
  • Convulsiones
  • Dificultades con el equilibrio
  • Salida de líquido claro o con sangre por los oídos o la nariz
  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del conocimiento
  • Náuseas
  • Inquietud, irritabilidad
  • Mala pronunciación
  • Cuello rígido
  • Hinchazón
  • Alteraciones visuales
  • Vómitos

En algunos casos, el único síntoma puede ser una protuberancia en la cabeza. Una protuberancia o un hematoma puede tardar 24 horas en desarrollarse.

Primeros auxilios

Si cree que alguien tiene una fractura en el cráneo:

  1. Revise las vías respiratorias, la respiración y la circulación. Si es necesario, comience a dar respiración boca a boca y RCP.
  2. Evite mover a la víctima (a menos que sea indispensable) hasta que llegue la ayuda médica. Pídale a alguien que llame al 911 (o al número local emergencias) para solicitar ayuda médica.
  3. Si es necesario mover a la persona, tenga cuidado de estabilizar la cabeza y el cuello. Ponga las manos a ambos lados de la cabeza y debajo de los hombros. No permita que la cabeza se vaya hacia adelante o hacia atrás, que gire o que voltee.
  4. Revise el área cuidadosamente, pero no hurgue dentro ni alrededor del sitio con un objeto extraño. Es posible que sea difícil asegurar con precisión si hay fractura o depresión (hundimiento) del cráneo en el sitio de la lesión.
  5. Si hay sangrado, aplique presión firme con un trozo de tela limpio sobre un área amplia para controlar la hemorragia.
  6. Si la tela se empapa en sangre en el proceso, no la retire. En lugar de esto, coloque nuevos trozos de tela encima y continúe presionando.
  7. Si la víctima está vomitando, estabilice la cabeza y el cuello y voltéela cuidadosamente de lado para prevenir la asfixia por el vómito.
  8. Si la persona está consciente y está experimentando cualquiera de los síntomas previamente mencionados, trasládela a las instalaciones médicas de urgencia más cercanas (incluso si el paciente piensa que no es necesaria la asistencia médica).

No se debe

  • NO mueva a la persona a menos que sea absolutamente indispensable. Las lesiones en la cabeza pueden estar asociadas con lesiones de la columna.
  • NO retire objetos que sobresalgan.
  • NO deje que la víctima continúe con actividades físicas.
  • NO olvide observar cuidadosamente a la víctima hasta que llegue la ayuda médica.
  • NO le administre a la persona ningún medicamento antes de consultar con un médico.
  • NO deje a la víctima sola, ni siquiera cuando no haya problemas obvios.

Cuándo contactar a un profesional médico

  • Hay problemas con la respiración o la circulación.
  • La presión directa no detiene el sangrado de la nariz, los oídos ni la herida.
  • Hay secreción de líquido transparente de la nariz o los oídos.
  • Hay inflamación, sangrado o hematomas en la cara.
  • Hay un objeto que sobresale del cráneo.
  • La persona está inconsciente, está experimentando convulsiones, tiene múltiples lesiones, parece estar angustiada o no puede pensar con claridad.

Prevención

Aunque no existen niños que estén exentos de lesiones, los padres pueden tomar algunas medidas sencillas para evitar que los niños se lesionen la cabeza.

No todas las lesiones en la cabeza se pueden prevenir. Las siguientes medidas sencillas pueden ayudar a que usted y su hijo estén a salvo:

  1. Utilice siempre equipos de seguridad durante las actividades que podrían causar una herida en la cabeza. Estos incluyen cinturones de seguridad, cascos de moto o de bicicleta y protectores para la cabeza
  2. Aprenda y acate las recomendaciones de seguridad en la bicicleta.
  3. No tome si va a conducir. No permita que lo transporte alguien que puede haber estado bebiendo alcohol o que experimente algún otro tipo de alteración.

Nombres alternativos

Fractura basal del cráneo; Fractura lineal del cráneo; Fractura con hundimiento del cráneo

Referencias

Kerr HA. Closed head injury. Clin Sports Med. 32 (2013) 273-287.

Heegaard WG, Biros MH, Head injury. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2013:chap 41.

Ling GSF. Traumatic brain injury and spinal cord injury. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 406.

Actualizado: 1/13/2014

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo