Omita y vaya al Contenido

Linfoma no Hodgkin

Es un cáncer del tejido linfático. Este tejido se encuentra en los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmunitario.

Los glóbulos blancos llamados linfocitos se encuentran en el tejido linfático. Ayudan a prevenir las infecciones. La mayoría de los linfomas comienza en un tipo de glóbulo blanco llamado linfocito B o célula B. 

Causas

Para la mayoría de los pacientes, la causa de este cáncer se desconoce. Sin embargo, los linfomas se pueden desarrollar en personas con sistemas inmunitarios debilitados, entre ellas quienes se han sometido a un trasplante de órganos o tienen infección por VIH.

El linfoma no Hodgkin afecta con mayor frecuencia a los adultos. Los hombres lo presentan más frecuentemente que las mujeres. Los niños pueden igualmente presentar algunas formas de este linfoma.

Existen muchos tipos de linfomas no Hodgkin. Una de las clasificaciones (agrupaciones) es de acuerdo con la rapidez con que se propaga el cáncer. Éste puede ser de bajo grado o escasa malignidad (crecimiento lento), de grado intermedio o de grado alto (crecimiento rápido).

El linfoma no Hodgkin se agrupa por la forma como lucen las células bajo el microscopio, por el tipo de glóbulos blancos del que se origina y si existen o no ciertos cambios del ADN en las células tumorales mismas.

Síntomas

Los síntomas dependen de la zona del cuerpo que esté afectada por el cáncer y qué tan rápido esté creciendo.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Sudores fríos (empapar los tendidos de cama y el pijama aunque la temperatura ambiente no esté demasiado alta)
  • Fiebre y escalofríos intermitentes
  • Picazón
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, la ingle u otras áreas
  • Pérdida de peso
  • Tos o dificultad para respirar si el cáncer afecta el timo o los ganglios linfáticos en el pecho, lo cual puede ejercer presión sobre la tráquea u otras vías respiratorias.
  • Hinchazón o dolor abdominal, lo que puede llevar a inapetencia, estreñimiento, náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza, problemas de concentración, cambios de personalidad o crisis epilépticas si el cáncer afecta el cerebro.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y revisará zonas del cuerpo con ganglios linfáticos para sentir si están inflamados.

La enfermedad se puede diagnosticar después de una biopsia del tejido sospechoso, generalmente una biopsia de ganglio linfático.

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:

Si los exámenes revelan que usted tiene linfoma no Hodgkin, se harán pruebas adicionales para ver hasta dónde se ha diseminado. Esto se denomina estadificación y ayuda a guiar un futuro tratamiento y seguimiento.

Tratamiento

El tratamiento depende de:

  • El tipo de linfoma
  • El estadio del cáncer apenas se lo diagnostican
  • Su edad y salud general
  • Síntomas como pérdida de peso, sudores fríos y fiebre

A usted le pueden hacer quimioterapia, radioterapia o ambas o es posible que no necesite ningún tratamiento inmediato. Su médico le puede dar mayor información acerca de su tratamiento específico.

En algunos casos, se puede usar la radioinmunoterapia, lo cual implica unir una sustancia radiactiva a un anticuerpo que esté dirigido a las células cancerosas, e inyectar la sustancia dentro del cuerpo.

Las altas dosis de quimioterapia se pueden administrar cuando el linfoma reaparece después del tratamiento o no responde al primer tratamiento. Esto va seguido de un autotrasplante de celulas madre (usando células madre de usted mismo) para recuperar la médula ósea después de las altas dosis de quimioterapia. Con ciertos tipos de linfoma no Hodgkin, estas medidas terapéuticas se utilizan en la primera remisión para buscar y lograr una cura.

Es posible que se necesiten transfusiones de sangre o de plaquetas si los hemogramas están bajos.

Grupos de apoyo

El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarle a no sentirse solo.

Expectativas (pronóstico)

El linfoma no Hodgkin de bajo grado (escasa malignidad) generalmente no se puede curar con quimioterapia sola. Sin embargo, la forma de bajo grado progresa lentamente y pueden pasar muchos años antes de que la enfermedad empeore o incluso requiera cualquier tratamiento. La necesidad de tratamiento está usualmente determinada por los síntomas, la rapidez de empeoramiento de la enfermedad y si los hemogramas son bajos.

La quimioterapia puede a menudo curar muchos tipos de linfoma de alto grado. Sin embargo, si el cáncer no responde a la quimioterapia, la enfermedad puede causar la muerte rápidamente.

Posibles complicaciones

El linfoma no Hodgkin en sí mismo y su tratamiento pueden conllevar problemas de salud, por ejemplo:

  • Anemia hemolítica autoinmunitaria
  • Infección
  • Efectos secundarios de los fármacos quimioterapéuticos

Siga en control con un médico que conozca acerca del monitoreo y prevención de estas complicaciones.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta síntomas de este trastorno.

Si usted tiene un linfoma no Hodgkin, llame al médico si experimenta fiebre persistente u otros signos de infección.

Nombres alternativos

Linfoma linfocítico; Linfoma histiocítico; Linfoma linfoblástico; Cáncer no Hodgkin

Referencias

National Cancer Institute: PDQ Adult Non-Hodgkin Lymphoma Treatment. Bethesda, Md: National Cancer Institute. Date last modified Feb. 28, 2014. Available at http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/adult-non-hodgkins/HealthProfessional. Accessed: March 23, 2014.

National Cancer Institute: PDQ Childhood Non-Hodgkin Lymphoma Treatment. Bethesda, Md: National Cancer Institute. Date last modified: Aug. 9, 2013. Available at http://cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/child-non-hodgkins/HealthProfessional. Accessed: March 23, 2014.

National Comprehensive Cancer Network. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology: Non-Hodgkin's Lymphomas. Version 2.2014. Available at: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/nhl.pdf. Accessed: March 23, 2014.

Wilson WH, Armitage JO. Non-Hodgkin's lymphoma. In: Abeloff MD, Armitage JO, Niederhuber JE, et al., eds. Clinical Oncology. 4th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill-Livingstone; 2008:chap 112.

Actualizado: 3/23/2014

Versión en inglés revisada por: Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo