Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000612.htm

Meningitis por H. influenzae

Es una infección bacteriana de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal (meninges).

Ver también:

Causas

La meningitis por H. influenzae es causada por la bacteria Haemophilus influenzae. Esta enfermedad no es lo mismo que la gripe (influenza), la cual es causada por un virus.

Antes de la vacuna Hib, la H. influenzae era la causa principal de meningitis bacteriana en niños menores de 5 años. Desde que la vacuna está disponible en los Estados Unidos, este tipo de meningitis se presenta en menos de 2 de cada 100,000 niños.

Este tipo de meningitis puede ocurrir después de una infección de las vías respiratorias altas. La infección por lo general se propaga desde los pulmones y las vías respiratorias a la sangre y luego a la zona del cerebro. 

Los factores de riesgo incluyen:

  • Asistir a la guardería
  • Cáncer
  • Infección del oído (otitis media)
  • Familiares con una infección por H. influenzae
  • Raza de nativos americanos
  • Embarazo
  • Edad avanzada 
  • Infección de los senos paranasales (sinusitis)
  • Dolor de garganta (faringitis)
  • Infección de las vías respiratorias altas
  • Sistema inmunitario debilitado 

Síntomas

Los síntomas por lo regular aparecen rápidamente y pueden abarcar:

Otros síntomas que pueden ocurrir abarcan:

  • Agitación
  • Fontanelas abultadas en bebés
  • Disminución del estado de conciencia
  • Alimentación deficiente o irritabilidad en los niños
  • Respiración rápida
  • Postura inusual con la cabeza y el cuello arqueados hacia atrás

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería lo examinarán, lo cual generalmente mostrará:

  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Fiebre
  • Cambios en el estado mental
  • Rigidez en el cuello

Si el médico cree que la meningitis es posible, se hace una punción lumbar ("punción raquídea") para tomar una muestra del líquido cefalorraquídeo (conocido como LCR) para su análisis.

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:

Tratamiento

Los antibióticos se deben administrar lo más pronto posible. La ceftriaxona es uno de los más comúnmente utilizados. Algunas veces, se puede emplear ampicilina.

Se pueden utilizar corticoesteroides para combatir la inflamación, especialmente en niños.

A las personas no vacunadas que están en contacto muy cercano con alguien que padece meningitis por H. influenzae se les deben suministrar antibióticos para prevenir la infección. Estas personas abarcan:

  • Miembros de la familia
  • Compañeros de dormitorios
  • Contactos cercanos de una persona infectada

Expectativas (pronóstico)

Esta es una infección peligrosa y puede ser mortal. Cuánto más rápido reciba tratamiento, más alta será su probabilidad de recuperación. Los niños pequeños y las personas adultas mayores de 50 años tienen el mayor riesgo de muerte.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si sospecha meningitis en un niño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

Llame al número local de emergencias si presenta cualquiera de los síntomas graves que aparecen en la lista de arriba. La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

Para proteger a bebés y niños pequeños:

  • La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y el Comité Asesor en Prácticas de Vacunación (Advisory Committee on Immunization Practices) recomiendan vacunas contra Hib para bebés y niños.
  • Están disponibles diversos tipos de vacunas Hib para niños de 2 meses de edad en adelante.

Todos los familiares y contactos cercanos que no hayan sido vacunados (especialmente en ambientes escolares y hospitalarios) de personas con este tipo de meningitis deben iniciar el tratamiento antibiótico lo más pronto posible para prevenir la propagación de la infección. Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre los antibióticos durante la primera visita.

Tan pronto como se haga el diagnóstico del primer caso, se debe estar alerta a la aparición de señales tempranas de la enfermedad en contactos cercanos que comparten la misma casa, escuela o guardería. Si se presentan dos casos en una guardería, se puede considerar usar antibióticos preventivos. Practique siempre buenos hábitos de higiene, como lavarse las manos antes y después de cambiar pañales y después de usar el baño.

Nombres alternativos

Meningitis causada porH. influenzaeH. influenzae

Referencias

Prober CG, Dyner L. Central nervous system infections. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds.Nelson Textbook of Pediatrics

Swartz MN. Meningitis: bacterial, viral, and other. In: Goldman L, Ausiello D, eds.Goldman's Cecil Medicine

Thigpen MC, Whitney CG, Messonnier NE, et al. Emerging Infections Programs Network. Bacterial meningitis
N Engl J Med

Actualizado 8/31/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados