Omita y vaya al Contenido

Fiebre

La fiebre es el aumento temporal en la temperatura del cuerpo en respuesta a alguna enfermedad o padecimiento.

Un niño tiene fiebre cuando su temperatura está en o por encima de estos niveles:

  • 100.4° F (38° C) medida en las nalgas (rectal)
  • 99.5° F(37.5° C) medida en la boca (oral)
  • 99° F (37.2° C) medida bajo el brazo (axilar)

Un adulto probablemente tiene fiebre cuando la temperatura está por encima de 99 - 99.5° F (37.2 - 37.5° C), según la hora del día.

Consideraciones

La temperatura corporal normal puede cambiar durante cualquier día dado. Por lo general es más alta a principios de la noche. Otros factores que pueden afectar la temperatura corporal son:

  • El ciclo menstrual de una mujer. En la segunda parte de este ciclo, su temperatura se puede elevar en un grado o más.
  • La actividad física, emociones fuertes, comer, ropas gruesas, medicamentos, temperatura ambiente alta y humedad alta pueden incrementar la temperatura corporal.

La fiebre es una parte importante de las defensas del cuerpo contra la infección. La mayoría de las bacterias y virus que causan las infecciones en las personas prosperan mejor a 37° C (98.6° F). Muchos bebés y niños presentan fiebre alta con enfermedades virales menores. Aunque la fiebre sea para nosotros un signo de que se podría estar presentando una batalla en el cuerpo, dicha fiebre está luchando a favor de la persona y no en su contra.

Generalmente no ocurrirá daño cerebral a raíz de la fiebre, a menos que sea de más de 42º C (107.6° F). La fiebre sin tratamiento causada por infección rara vez sobrepasa los 40.5º C (105° F), a menos que el niño tenga demasiada ropa o esté atrapado en un lugar caluroso.

Las convulsiones febriles en realidad ocurren en algunos niños. La mayoría de ellas terminan rápidamente y no significan que el niño tenga epilepsia. Estas convulsiones tampoco causan ningún daño permanente.

Las fiebres inexplicables que continúan por días o semanas se denominan fiebres de origen desconocido (FOD).

Causas

Casi cualquier infección puede causar fiebre, como las siguientes:

Los niños pueden tener una fiebre baja durante uno o dos días después de algunas vacunas.

La dentición puede causar un ligero aumento en la temperatura de un niño, pero no superior a 100° F (37.7° C).

Los trastornos inflamatorios o autoinmunitarios también pueden causar fiebres. Algunos ejemplos son:

El primer síntoma de un cáncer puede ser fiebre. Esto se da especialmente en el caso de enfermedad de Hodgkin, linfoma no Hodgkin y leucemia.

Otras posibles causas de fiebre abarcan:

Cuidados en el hogar

Un resfriado simple u otra infección viral algunas veces puede causar fiebre alta (102 - 104° F / 38.9 - 40° C). Esto por lo regular no significa que usted o su hijo tengan un problema serio. Es posible que algunas infecciones serias no causen fiebre o incluso que causen una temperatura corporal muy baja, sobre todo en los bebés.

Si la fiebre es leve y no tiene ningún otro problema, usted no necesita tratamiento. Beba líquidos y descanse.

La enfermedad probablemente no es seria si su hijo:

  • Todavía está interesado en jugar.
  • Está comiendo y bebiendo bien.
  • Está despierto y le sonríe.
  • Tiene un color de piel normal.
  • Luce bien cuando le baja la temperatura.

Tome medidas para bajar la fiebre si usted o su hijo están incómodos, vomitando, resecos (deshidratados) o no están durmiendo bien. Recuerde: la meta es bajar la fiebre, no eliminarla.

Al intentar bajar la fiebre:

  • No envuelva a alguien que tenga escalofríos.
  • Quite el exceso de ropa o de frazadas. El cuarto debe estar cómodo, no demasiado caluroso ni frío. Pruebe con una capa de ropa ligera y una manta liviana para dormir. Si el cuarto está caliente o mal ventilado, un ventilador puede ayudar.
  • Un baño tibio o un baño de esponja pueden ayudar a refrescar a alguien que tiene fiebre. Esto es especialmente eficaz después de suministrar medicamento; de lo contrario, la temperatura podría volver a subir en seguida.
  • No use baños fríos, hielo ni fricciones con alcohol. Estos enfrían la piel, pero con frecuencia empeoran la situación causando estremecimiento o escalofríos, lo cual eleva la temperatura central del cuerpo.

Las siguientes son algunas pautas para tomar medicamento con el fin de bajar la fiebre:

  • El paracetamol (Tylenol) e ibuprofeno (Advil, Motrin) ayudan a reducir la fiebre en niños y adultos. Algunas veces, los médicos le aconsejan que use ambos tipos de medicamento.
  • Tome paracetamol cada 4 a 6 horas. Funciona bajando el termostato del cerebro.
  • Tome ibuprofeno cada 6 a 8 horas, pero no lo utilice en niños de 6 meses de edad o menos.
  • El ácido acetilsalicílico (aspirin) es muy eficaz para tratar la fiebre en los adultos. No le dé este medicamento a los niños, a menos que el pediatra le haya indicado usarlo.
  • Sepa cuánto pesan usted o su hijo y luego verifique siempre las instrucciones en el paquete para encontrar la dosis correcta.
  • En caso de niños de 3 meses de edad o menos, llame al médico primero antes de administrarles medicamentos.

Comer y beber:

  • Todas las personas, sobre todo los niños, deben tomar bastantes líquidos. El agua, las paletas de helados, la sopa y la gelatina son todas buenas opciones.
  • A los niños más pequeños no les dé demasiado jugo de fruta ni jugo de manzana y evite las bebidas para deportistas.
  • Aunque comer está bien, los alimentos no deben forzarse.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico en seguida si su hijo:

  • Tiene 3 meses de edad o menos y tiene una temperatura rectal de 100.4° F (38° C) o superior.
  • Tiene de 3 a 12 meses de edad y una fiebre de 102.2° F (39° C) o superior.
  • Tiene 2 años o menos y tiene una fiebre que dura más de 24 a 48 horas.
  • Es mayor y tiene una fiebre durante más de 48 a 72 horas.
  • Tiene una fiebre de 105° F (40.5° C) o superior, a menos que baje rápidamente con tratamiento y la persona esté cómoda.
  • Tiene otros síntomas que sugieren una enfermedad que posiblemente necesite tratamiento, como dolor de garganta, de oídos o tos.
  • Ha tenido fiebres de manera intermitente hasta por una semana o más, aun cuando no sean muy altas.
  • Tiene una enfermedad seria, como un problema cardíaco, anemia drepanocítica, diabetes o fibrosis quística.
  • Recientemente le aplicaron una vacuna.
  • Tiene un nuevo salpullido o hematomas.
  • Tiene dolor con la micción.
  • Tiene problema con el sistema inmunitario (debido a terapia crónica con esteroides, un trasplante de médula ósea o de órganos, extirpación del bazo, VIH o tratamiento para el cáncer).
  • Ha viajado recientemente a otro país.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si usted o su hijo tienen fiebre y:

  • Está llorando y no puede tranquilizarse (niños).
  • No se puede despertar fácilmente o directamente no despierta.
  • Parece confundido.
  • No puede caminar.
  • Tiene dificultad para respirar, incluso después de que la nariz está despejada.
  • Tiene las uñas, la lengua o los labios morados.
  • Tiene un dolor de cabeza muy fuerte.
  • Tiene rigidez de nuca.
  • Se niega a mover un brazo o pierna (niños).
  • Tiene una convulsión.

Llame al médico de inmediato si usted es un adulto y:

  • Tiene una fiebre de 105° F (40.5° C) o superior, a menos que baje rápidamente con tratamiento y usted esté cómodo.
  • Tiene una fiebre que se mantiene o continúa por encima de 103° F (39.4° C).
  • Tiene una fiebre por más de 48 a 72 horas.
  • Ha tenido fiebres intermitentes hasta por una semana o más, aun cuando no sean muy altas.
  • Tiene una enfermedad seria, como un problema cardíaco, anemia drepanocítica, diabetes, fibrosis quística, EPOC u otros problemas pulmonares crónicos.
  • Tiene un nuevo salpullido o hematomas.
  • Tiene dolor con la micción.
  • Tiene problema con su sistema inmunitario (debido a terapia crónica con esteroides, un trasplante de médula ósea o de órganos, extirpación del bazo, VIH o tratamiento para el cáncer).
  • Ha viajado recientemente a otro país.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico llevará a cabo un examen físico. Esto puede incluir una evaluación detallada de la piel, los ojos, los oídos, la nariz, la garganta, el cuello, el pecho y el abdomen para buscar la causa de la fiebre.

El tratamiento depende de la duración y la causa de la fiebre, al igual que de otros síntomas.

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

Nombres alternativos

Pirexia; Temperatura elevada; Hipertermia

Referencias

Leggett J. Approach to fever or suspected infection in the normal host. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 288.

Sullivan JE, Farrar HC, and the American Academy of Pediatrics Section on Clinical Pharmacology and Therapeutics, and Committee on Drugs. Clinical report -- fever and antipyretic use in children. Pediatrics. 2011;127:580-587.

Actualizado: 8/30/2014

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo