Omita y vaya al Contenido

Infección urinaria en adultos

Una infección de las vías urinarias o IVU es una infección del tracto urinario. La infección puede ocurrir en diferentes puntos en el tracto urinario, que incluyen:

  • La vejiga. Una infección en la vejiga también se denomina cistitis o infección vesical.
  • Los riñones. Una infección de uno o en los dos riñones se denomina pielonefritis o infección renal.
  • Los uréteres. Los conductos que llevan la orina desde cada riñón hasta la vejiga sólo en raras ocasiones son el único sitio de una infección.
  • Uretra. Una infección del conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior se denomina uretritis.

Causas

La mayoría de las infecciones de las vías urinarias son causadas por bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga. La infección se desarrolla con mayor frecuencia en la vejiga, pero puede propagarse a los riñones. La mayoría de las veces, el cuerpo puede librarse de estas bacterias. Sin embargo, ciertas afecciones aumentan el riesgo de padecer IVU.

Las mujeres tienden a contraerlas con más frecuencia debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano que en los hombres. Debido a esto, las mujeres tienen mayor probabilidad de contraer una infección después de la actividad sexual o al usar un diafragma para el control de la natalidad. La menopausia también aumenta el riesgo de una infección de las vías urinarias.

Los siguientes factores también incrementan sus probabilidades de sufrir una IVU:

Síntomas

Los síntomas de una infección vesical incluyen:

  • Orina turbia o con sangre que puede tener un olor fuerte o fétido (maloliente)
  • Fiebre baja en algunas personas
  • Dolor o ardor al orinar
  • Presión o calambres en la parte inferior del abdomen o en la espalda
  • Fuerte necesidad de orinar con frecuencia, incluso poco después de haber vaciado la vejiga

Si la infección se propaga a los riñones, los síntomas pueden incluir:

  • Escalofríos y temblores o sudoración nocturna
  • Fatiga y sensación de indisposición general
  • Fiebre por encima de 101º F (38º C)
  • Dolor de costado, en la espalda o la ingle
  • Piel ruborizada, enrojecida o caliente
  • Cambios mentales o confusión (en las personas ancianas, estos síntomas a menudo son los únicos signos de una infección de las vías urinarias)
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal fuerte (algunas veces)

Pruebas y exámenes

Generalmente usted deberá suministrar una muestra de orina para realizar los siguientes exámenes:

  • Análisis de orina. Este examen se hace para buscar glóbulos blancos, glóbulos rojos, bacterias y buscar ciertas sustancias químicas como nitritos en la orina. La mayoría de las veces, el examen puede diagnosticar una infección.
  • Urocultivo en muestra limpia. Este examen se puede hacer para identificar las bacterias y determinar el mejor antibiótico para el tratamiento.

También se pueden hacer exámenes de sangre como un conteo sanguíneo completo y un hemocultivo.

Los siguientes exámenes también se pueden necesitar para ayudar a descartar otros problemas en el aparato urinario:

Tratamiento

El médico primero debe decidir si la infección está simplemente en la vejiga o si se ha diseminado a los riñones y qué tan grave es.

INFECCIONES LEVES DE LA VEJIGA Y EL RIÑÓN

  • La mayoría de las veces, usted deberá tomar antibióticos para evitar la propagación de la infección a los riñones.
  • Para una infección vesical simple, usted tomará antibióticos durante 3 días (mujeres) o de 7 a 14 días (hombres).
  • Para una infección vesical con complicaciones, como embarazo o diabetes, o una infección renal leve, por lo regular tomará antibióticos durante 7 a 14 días.
  • Termine todos los antibióticos, incluso si se siente mejor. Si no termina la dosis completa del medicamento, la infección podría retornar y ser más difícil de tratar posteriormente.
  • Tome siempre mucha agua cuando tenga una infección renal o vesical.
  • Los antibióticos de uso común incluyen trimetoprima con sulfametoxazol, amoxicilina, Augmentin, doxiciclina y fluoroquinolonas (coméntele al proveedor de atención médica si podría estar embarazada antes de tomar estos fármacos).

INFECCIONES VESICALES RECURRENTES

Algunas mujeres tienen infecciones vesicales recurrentes (repetidas). Su proveedor de atención médica puede sugerirle que:

  • Tome una sola dosis de un antibiótico después del contacto sexual.
  • Tenga una tanda de antibióticos para 3 días en casa para usarlos si presenta una infección.
  • Tome una sola dosis diaria de un antibiótico para prevenir infecciones.

INFECCIONES RENALES MÁS GRAVES

Puede ser necesario que lo hospitalicen si usted está muy enfermo y no puede tomar medicamentos por vía oral o beber suficientes líquidos. También lo pueden internar en el hospital si:

  • Es una persona de edad avanzada.
  • Tiene cálculos renales o cambios en la anatomía de sus vías urinarias.
  • Le han realizado recientemente una cirugía de las vías urinarias.
  • Tiene cáncer, diabetes, esclerosis múltiple, lesión de la médula espinal u otros problemas médicos.
  • Está embarazada y tiene fiebre o está enferma de cualquier otra manera.

En el hospital, le administrarán líquidos y antibióticos por vía intravenosa.

Algunas personas tienen infecciones urinarias que siguen reapareciendo o que no desaparecen con tratamiento. Tales infecciones se denominan IVU crónicas. Si usted tiene una IVU crónica, puede necesitar antibióticos más fuertes o tomar medicamento por más tiempo.

Usted puede necesitar cirugía si la infección es causada por un problema con la estructura de las vías urinarias.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las infecciones de las vías urinarias se puede tratar de manera efectiva. Los síntomas de una infección de la vejiga normalmente desaparecen al cabo de 24 a 48 horas después de que empieza el tratamiento. Si usted tiene una infección renal, puede pasar 1 semana o más tiempo para que sus síntomas desaparezcan.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Infección de la sangre potencialmente mortal (sepsis). El riesgo es mayor entre los jóvenes, los adultos muy viejos y aquellos cuyos cuerpos no pueden combatir las infecciones (por ejemplo, debido a VIH o quimioterapia para el cáncer).
  • Cicatrización o daño renal.
  • Infección renal.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si presenta síntomas de una infección de las vías urinarias. Llame de inmediato si se presentan signos de una posible infección renal como:

  • Dolor de espalda o de costado
  • Escalofrío
  • Fiebre
  • Vómitos

Igualmente consulte si los síntomas regresan poco después de haber recibido tratamiento con antibióticos.

Prevención

Los cambios en el estilo de vida y en la dieta pueden ayudar a prevenir algunas infecciones de las vías urinarias. Después de la menopausia, una mujer puede usar crema de estrógenos alrededor de la vagina para reducir las infecciones.

Nombres alternativos

Infección vesical en adultos; Infección de las vías urinarias (IVU) en adultos; Cistitis bacteriana en adultos; Pielonefritis en adultos; Infección renal en adultos

Referencias

Gupta K, Hooton TM, Naber KG, et al. International clinical practice guidelines for the treatment of acute uncomplicated cystitis and pyelonephritis in women: A 2010 update by the Infectious Diseases Society of America and the European Society for Microbiology and Infectious Diseases. Clin Infect Dis. 2011;52(5):e103-20.

Hooton TM, Bradley SF, Cardenas DD, et al. Diagnosis, prevention, and treatment of catheter-associated urinary tract infection in adults: 2009 International Clinical Practice Guidelines from the Infectious Diseases Society of America. Clin Infect Dis. 2010;50(5):625-63.

Jepson RG, Williams G, Craig JC. Cranberries for preventing urinary tract infections. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2012;10:CD001321.

Little P, Moore MV, Turner S, et al. Effectiveness of five different approaches in management of urinary tract infection: randomised controlled trial. BMJ. 2010;340:c199. doi: 10.1136/bmj.c199.

Nicolle LE. Urinary tract infection in adults. In: Taal MW, Chertow GM, Marsden PA et al. eds. Brenner and Rector's The Kidney. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 36.

Actualizado: 11/2/2014

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2015 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo