Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000166.htm

Alta tras reparación de fractura femoral

Usted tuvo una fractura (ruptura) en el fémur, también llamado el hueso del muslo, ubicado en la pierna. Es posible que le hayan hecho una cirugía para reparar el hueso llamada reducción abierta y fijación interna. En esta cirugía, el cirujano hará una incisión para abrir la fractura.

El cirujano empleará luego dispositivos metálicos especiales, denominados fijadores internos, para sostener los huesos en su lugar mientras sanan. El nombre completo de esta cirugía es reducción abierta y fijación interna (ORIF, por sus siglas en inglés).

En la cirugía más común para reparar una fractura femoral, el cirujano introduce una varilla o un clavo grande en el centro del hueso. Esta varilla le sirve de soporte al hueso hasta que sane. El cirujano también puede poner una platina al lado del hueso que va pegada con tornillos a una estructura por fuera de la pierna.

Qué esperar en el hogar

En la mayoría de los casos, la recuperación tarda de 4 a 6 meses. Su duración dependerá de la gravedad de su fractura, de si tiene heridas cutáneas (piel) y de su gravedad. La recuperación también depende de si se lesionaron nervios y vasos sanguíneos, al igual que del tratamiento que se hizo.

La mayoría de las veces, no es necesario retirar en una cirugía posterior las varillas y los clavos que se utilizaron para ayudar al hueso a consolidarse.

Cuidados con la herida

Usted puede comenzar a ducharse de nuevo aproximadamente de 5 a 7 días después de su cirugía. Pregúntele a su proveedor de atención médica cuándo puede empezar.

Tenga especial cuidado al ducharse. Siga al pie de la letra las instrucciones del proveedor.

  • Si está usando un aparato ortopédico o un inmovilizador para la pierna, cúbralo con plástico para mantenerlo seco mientras se ducha.
  • Si no está utilizando un aparato ortopédico ni el inmovilizador, lave cuidadosamente la incisión con agua y jabón. Séquela dando toquecitos suaves. NO frote la incisión ni le aplique cremas o lociones.
  • Utilice una silla en la ducha para evitar caídas mientras se baña.

NO se moje en una bañera, piscina ni jacuzzi (hidromasaje) hasta que su proveedor de atención médica le diga que no hay problema.

Cambie el apósito (vendaje) de la incisión todos los días. Lave suavemente la herida con agua y jabón, y séquela dando toquecitos.

Revise la incisión al menos una vez al día para ver si hay signos de infección. Estos incluyen mayor enrojecimiento, mayor secreción (salida de líquido o pus) o que la herida se esté abriendo.

Coménteles a todos sus proveedores de atención, incluso a su odontólogo, que usted tiene una varilla o un clavo en la pierna. Es probable que deba tomar antibióticos antes de un trabajo odontológico y otros procedimientos médicos para reducir el riesgo de contraer una infección. Será necesario hacer esto mientras tenga estos elementos metálicos en el cuerpo.

Arreglo de la casa

Tenga una cama lo suficientemente baja para que los pies toquen el suelo cuando se siente en el borde.

Mantenga la casa libre de peligros de tropiezos.

  • Aprenda cómo prevenir caídas. Retire los cables o alambres sueltos de áreas por donde pasa para ir de un cuarto a otro. Retire las alfombras sueltas. NO tenga mascotas pequeñas en su casa. Empareje las diferencias de alturas entre pisos en las puertas. Tenga una buena iluminación.
  • Haga de su baño un lugar seguro. Instale pasamanos en la bañera o en la ducha y al lado del inodoro. Coloque un tapete antideslizante en la bañera o la ducha.
  • NO cargue nada en las manos cuando esté dando una vuelta. Puede necesitarlas para ayudarse con el equilibrio.

Coloque los objetos donde sean fáciles de alcanzar.

Prepare su casa para que no tenga que subir escaleras. Algunos consejos son:

  • Ponga una cama o use una alcoba en la planta baja.
  • Tenga un baño o un inodoro portátil en el mismo piso donde pasa la mayor parte del día.

Si no tiene a alguien que le ayude en la casa durante las primeras 1 o 2 semanas, pregúntele a su proveedor de atención médica sobre un cuidador entrenado que vaya a su casa para ayudarlo. Esta persona también puede verificar la seguridad de su casa y ayudarlo con sus actividades diarias.

Siga las instrucciones que recibió de su proveedor de atención o de su fisioterapeuta acerca de cuándo empezar a poner peso sobre la pierna. Es posible que no pueda poner todo, algo o nada de peso sobre la pierna por un tiempo. Asegúrese de saber cómo utilizar correctamente un bastón, las muletas o el caminador.

Recuerde hacer los ejercicios que le enseñaron para ayudarlo a desarrollar fuerza y flexibilidad a medida que se recupera.

Tenga cuidado de no permanecer demasiado tiempo en la misma posición. Cámbiela al menos una vez por hora.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si usted tiene:

  • Dificultad para respirar o dolor torácico cuando respira
  • Micción frecuente o ardor al orinar
  • Enrojecimiento o aumento del dolor alrededor de su incisión
  • Supuración de la incisión
  • Hinchazón en una de las piernas (se verá roja y más caliente que la otra)
  • Dolor en la pantorrilla
  • Fiebre superior a 101° F (38.3° C)
  • Dolor que no se controla con los analgésicos
  • Sangrado nasal o sangre en la orina o en las heces, si está tomando anticoagulantes

Nombres alternativos

ORIF del fémur - alta; Reducción abierta y fijación interna del fémur - alta

Referencias

McCormack RG, Lopez CA. Commonly encountered fractures in sports medicine. In: Miller MD, Thompson SR, eds.DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine.

Rudloff MI. Fractures of the lower extremity. In: Canale ST, Beatty JH, eds.Campbell's Operative Orthopaedics

Instrucciones para el paciente

Actualizado 11/26/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.