Omita y vaya al Contenido

Después de una artroplastia de cadera o de rodilla en el hospital

Usted permanecerá en el hospital durante 2 a 3 días después de que le practiquen la artroplastia de cadera o de rodilla. Durante ese tiempo, se recuperará de la anestesia y de la cirugía.

Inmediatamente después de la cirugía

Aunque el cirujano puede hablar con la familia o amigos inmediatamente después de realizar la cirugía, usted aún pasará de 1 a 2 horas después de la intervención en una sala de recuperación antes de ir a su cuarto. Usted probablemente se despierte cansado y aturdido.

Tendrá un apósito grande (vendaje) sobre la incisión (corte) y parte de la pierna. Es posible que le coloquen un tubo de drenaje pequeño durante la cirugía para ayudar a extraer la sangre que se acumula en su articulación después de la cirugía.

De nuevo en su cuarto

Usted tendrá una vía intravenosa (un catéter, o sonda, que se introduce en una vena, por lo regular en el brazo), a través de la cual recibirá líquidos hasta que pueda beber por sí solo. Reanudará la dieta normal lentamente.

Le pueden introducir una sonda de Foley en la vejiga para drenar la orina. La mayoría de las veces, ésta se retira el día de la cirugía. Usted puede tener alguna dificultad para eliminar la orina después de que se retira la sonda. No olvide comentarle al personal de enfermería si siente que su vejiga está llena.

El personal de enfermería le mostrará cómo prevenir los coágulos de sangre:

  • Usted usará medias de compresión especiales en las piernas, las cuales mejoran el flujo sanguíneo y reducen el riesgo de formación de coágulos de sangre.
  • La mayoría de las personas también recibirá anticoagulantes para reducir más el riesgo de coágulos de sangre. Estos medicamentos pueden hacer que se le formen hematomas con mayor facilidad.
  • Cuando esté en la cama, mueva los tobillos hacia arriba y abajo. También le enseñarán a hacer ejercicios con la otra pierna mientras está en la cama para prevenir coágulos de sangre. Es importante hacer estos ejercicios.

Puede que le enseñen cómo usar un dispositivo llamado espirómetro y realizar ejercicios de respiración profunda y expectoración. Hacer estos ejercicios le ayudará a prevenir la neumonía.

El médico le recetará analgésicos para controlar el dolor.

  • Se puede esperar que haya algo de molestia después de la cirugía. La intensidad del dolor varía de una persona a otra.
  • Usted puede recibir analgésico a través de una máquina que usted puede usar para controlar cuándo y cuánto medicamento recibe. Usted recibirá el medicamento a través de una vía intravenosa, píldoras o una sonda especial puesta en la espalda durante la cirugía.
  • También le pueden aplicar un bloqueo nervioso puesto durante la cirugía, el cual se puede continuar después de la intervención. La pierna se puede sentir entumecida y es posible que usted no sea capaz de mover los dedos del pie y el tobillo. Asegúrese de hablar con el médico antes y después de la cirugía para constatar que su sensibilidad esté normal.

El médico también puede recetarle antibióticos para prevenir la infección.

A usted se le estimulará a empezar a moverse y caminar

El personal de enfermería lo estimulará a que empiece a moverse y a caminar.

Le ayudarán a pasarse de la cama a una silla el día de la cirugía. Incluso, puede tratar de caminar si se siente capaz de hacerlo.

Usted trabajará de la mano con especialistas para lograr movilizarse de nuevo y aprender cómo cuidarse:

Todo esto implica mucho trabajo arduo de su parte, pero el esfuerzo se verá recompensado con una recuperación más rápida y mejores resultados.

Al segundo día después de la cirugía, a usted se le estimulará a hacer lo más que pueda por sí mismo. Esto abarca ir al baño y hacer caminatas en los pasillos con ayuda.

Después de la artroplastia de rodilla, algunos cirujanos recomiendan el uso de una máquina de movimiento pasivo continuo (MPC) mientras usted esté en la cama. Esta máquina flexiona la rodilla por usted. Con el tiempo, la tasa y cantidad de flexión aumentarán. Si está usando esta máquina, siempre mantenga la pierna en el movimiento pasivo continuo cuando esté en la cama. Esto le puede ayudar a acelerar su recuperación y reducirá el dolor, el sangrado y el riesgo de infección.

Usted aprenderá las posiciones apropiadas para sus piernas y rodillas. Asegúrese de acatar estas pautas. Las malas posiciones pueden causar lesión a su nueva articulación de la rodilla o la cadera.

Alistarse para ir a casa

Antes de irse para la casa, usted necesitará:

  • Ser capaz de moverse o trasladarse hacia y fuera de la cama, las sillas, al igual que sentarse y pararse del inodoro sin ayuda.
  • Doblar las rodillas casi en un ángulo recto o 90° (después de la artroplastia de rodilla).
  • Caminar en una superficie nivelada con muletas o un caminador y sin otra ayuda.
  • Subir algunos escalones con ayuda.

Algunas personas necesitan una corta estadía en un centro de rehabilitación o en un centro especializado de enfermería después de salir del hospital y antes de irse para la casa. Durante el tiempo que pase allí, aprenderá cómo realizar sin riesgo sus actividades diarias por sí solo. Además, tendrá tiempo para adquirir fuerza mientras se recupera de la cirugía.

Nombres alternativos

Cuidados personales después de una artroplastia de cadera; Cuidados personales después de una artroplastia de rodilla

Referencias

Mihalko WM. Arthroplasty of the knee. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2012:chap 7.

Harkess JW, Crockarell JR. Arthroplastyof the hip. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2012:chap 3.

Eikelboom JW, Karthikeyan G, Fagel N, Hirsh J. American Association of Orthopaedic Surgeons and American College of Chest Physicians guidelines for venous thromboembolism prevention in hip and knee arthroplasty differ: what are the implications for clinicians and patients? Chest. 2009;135:513-520.

Jones CA. Total joint arthroplasties: current concepts of patient outcomes after surgery. Rheum Dis Clin North Am. 2007;33(1):71-86.

Actualizado: 5/15/2014

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo