Omita y vaya al Contenido

Neumonía viral

Es una inflamación (irritación e hinchazón) de los pulmones debido a una infección con un virus.

Causas

Es más más probable que la neumonía viral se presente en niños pequeños y adultos mayores. Esto se debe a que sus cuerpos tienen más dificultad para combatir el virus que las personas con un sistema inmunitario fuerte.

La neumonía viral casi siempre es causada por uno de varios virus:

  • Adenovirus
  • Influenza
  • Parainfluenza
  • Virus sincicial respiratorio

Es más probable que la neumonía viral se presente en aquellas personas con un sistema inmunitario debilitado, tales como: 

  • Bebés que nacen muy prematuros.
  • Niños con problemas cardíacos y pulmonares.
  • Personas infectadas con VIH. 
  • Personas que reciben quimioterapia para el cáncer u otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario.
  • Personas que han tenido un trasplante de órganos.

Síntomas

Los síntomas de neumonía viral a menudo comienzan de manera lenta y es posible que no sean serios al principio.

Los síntomas de neumonía más comunes son:

  • Tos (con algunas neumonías, usted puede expectorar moco o incluso moco con sangre).
  • Fiebre, que puede ser leve o alta.
  • Escalofríos con temblores.
  • Dificultad respiratoria (puede sólo ocurrir cuando se esfuerza usted mismo).

Otros síntomas abarcan:

  • Confusión, especialmente en personas mayores.
  • Sudoración excesiva y piel húmeda.
  • Dolor de cabeza.
  • Inapetencia, baja energía y fatiga.
  • Dolor torácico agudo u opresivo que empeora cuando usted respira profundamente o tose.
  • Fatiga.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico.

Si el médico cree que usted tiene neumonía, también le tomarán una radiografía del tórax. Esto se debe a que en el examen físico posiblemente no se pueda diferenciar la neumonía de una bronquitis aguda u otras infecciones respiratorias.

Dependiendo de la gravedad de los síntomas, se pueden hacer otros exámenes, como:

Tratamiento

La neumonía viral no se trata con antibióticos. Los antivirales sólo funcionan contra la neumonía por influenza y algunas causadas por la familia de los virus del herpes. Se puede probar con antivirales, especialmente si la infección se detecta a tiempo.

El tratamiento también puede implicar:

  • Medicamentos corticosteroides 
  • Aumento de líquidos
  • Oxígeno
  • Uso de humidificadores

La hospitalización puede ser necesaria para prevenir la deshidratación y ayudar con la respiración si la infección es seria.

Las personas muy probablemente serán hospitalizadas si:

  • Tienen más de 65 años o se trata de niños.
  • Son incapaces de cuidarse en el hogar, comer o beber.
  • Tienen otro problema de salud serio, como una afección cardíaca o renal.
  • Han estado tomando antibióticos en casa y no están mejorando.
  • Tienen síntomas graves.

Sin embargo, muchas personas pueden recibir tratamiento en casa. Usted puede tomar estas medidas en el hogar:

  • Controlar su fiebre con ácido acetilsalicílico (aspirin), antinflamatorios no esteroides (AINE, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. No les dé ácido acetilsalicílico a los niños.
  • No tomar antitusígenos sin hablar primero con su médico. Pueden dificultarle al cuerpo la expectoración del esputo.
  • Tomar bastantes líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y sacar la flema.
  • Descansar mucho. Procure que otra persona realice las tareas domésticas.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos de neumonía viral son leves y mejoran sin necesidad de tratamiento en cuestión de 1 a 3 semanas. Algunos casos son más serios y requieren hospitalización.

Posibles complicaciones

Las infecciones más serias pueden ocasionar insuficiencia respiratoria, hepática y cardíaca. Algunas veces, las infecciones bacterianas ocurren durante o justo después de la neumonía viral, lo cual puede conducir a formas más serias de neumonía.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si se presentan síntomas de neumonía viral o la afección empeora después de que empieza a mejorar.

Prevención

Lávese las manos con frecuencia, sobre todo después de sonarse la nariz, ir al baño, colocarle el pañal a un bebé y antes de comer o preparar alimentos.

No fume. El tabaco daña la capacidad de los pulmones para protegerse de infección.

Las vacunas pueden ayudar a prevenir la neumonía en niños, ancianos y personas con diabetes, asma, enfisema, VIH, cáncer u otras afecciones crónicas.

  • Un fármaco llamado palivizumab (Synagis) se administra a algunos niños menores de 24 meses de edad para prevenir la neumonía causada por el virus sincicial respiratorio.
  • La vacuna antigripal previene la neumonía y otros problemas causados por el virus de la influenza. Se debe administrar cada año para proteger contra las nuevas cepas del virus.

Si su sistema inmunitario está débil, evite las muchedumbres. Solicíteles a los visitantes que tengan un resfriado que se pongan una máscara.

Nombres alternativos

Neumonía por virus; "Neumonía errante" de origen viral

Referencias

Lee FE, Treanor J. Viral infections. In: Mason RJ, VC Broaddus, Martin TR, et al, eds. Murray and Nadel’s Textbook of Respiratory Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2010:chap 31.

Limper AH. Overview of pneumonia. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 97.

Actualizado: 8/25/2014

Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo