Omita y vaya al Contenido

Obesidad

La obesidad significa tener demasiada grasa corporal. No es lo mismo que tener sobrepeso, lo cual significa pesar demasiado. Una persona puede tener sobrepeso por músculo o agua extra, al igual que por tener demasiada grasa.

Ambos términos significan que el peso de una persona es superior a lo que se piensa que es saludable para su estatura.

Causas

Consumir más calorías de las que usted quema puede llevar a que se presente obesidad. Esto se debe a que el cuerpo almacena las calorías que no utiliza como grasa. La obesidad puede ser causada por:

  • Comer más alimento de lo que el cuerpo puede utilizar
  • Consumir demasiado alcohol
  • No hacer suficiente ejercicio

Muchas personas obesas que pierden grandes cantidades de peso y lo recuperan piensan que es su culpa. Se culpan de no tener la fuerza de voluntad para mantener el peso a raya. Muchas personas vuelven a aumentar más peso del que habían perdido.

En la actualidad, sabemos que la biología es una gran razón por la que algunas personas no pueden mantener el peso a raya. Algunas personas que viven en el mismo lugar y comen los mismos alimentos resultan obesas, mientras que otras no. Nuestros cuerpos tienen un sistema complejo para ayudar a mantener nuestro peso a un nivel saludable. En algunas personas, este sistema no funciona normalmente.

La manera como comemos cuando somos niños puede afectar la forma como comemos como adultos.

La manera como comemos durante muchos años se vuelve un hábito. Afecta lo que comemos, cuándo comemos y cuánto comemos.

Podemos sentir que estamos rodeados de cosas que facilitan el hecho de comer en exceso y dificultan el hecho de mantenerse activo.

  • Muchas personas sienten que no tienen tiempo para planificar y preparar comidas saludables.
  • Más personas hoy en día tienen trabajos de oficina en comparación con los trabajos más activos en el pasado.
  • Las personas con menos tiempo libre pueden tener menos tiempo para hacer ejercicio.

El término trastorno alimentario se refiere a un grupo de afecciones que tienen un enfoque malsano en comer, hacer dietas, bajar o subir de peso y en la imagen corporal. Una persona puede estar obesa, seguir una dieta malsana y tener un trastorno alimentario todo al mismo tiempo.

Algunas veces, problemas de salud o tratamientos médicos causan aumento de peso, como:

  • Glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)
  • Medicamentos tales como píldoras anticonceptivas, antidepresivos y antipsicóticos

Otras situaciones que pueden causar aumento de peso son:

  • Dejar de fumar: muchas personas que dejan de fumar aumentan de 4 a 10 libras (2 a 4.5 kg) en los primeros 6 meses después de dejar el hábito.
  • Estrés, ansiedad, sentirse triste o no dormir bien.
  • Menopausia: las mujeres pueden subir de 12 a 15 libras durante la menopausia.
  • Embarazo: es posible que las mujeres no bajen el peso que aumentaron durante este período.

Pruebas y exámenes

El médico realizará un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica, los hábitos alimentarios y la rutina de ejercicios.

Las dos formas más comunes de evaluar su peso y medir los riesgos para la salud relacionados con éste son:

El IMC se calcula usando la estatura y el peso. Usted y el médico pueden usar dicho índice para calcular cuánto peso corporal en exceso tiene usted.

Su medida de la cintura es otra manera de calcular cuánta grasa corporal tiene. El peso extra alrededor del área media o del estómago aumenta su riesgo de diabetes tipo 2, cardiopatía y accidente cerebrovascular. Las personas con cuerpos en forma de manzana (quiere decir que tienden a almacenar grasa alrededor de su cintura y tienen la parte baja del cuerpo delgada) también tienen un mayor riesgo de presentar estas enfermedades.

Se pueden tomar medidas de pliegues cutáneos para verificar el porcentaje de grasa corporal.

Se pueden realizar exámenes de sangre para buscar problemas tiroideos u hormonales que podrían llevar al aumento de peso.

Tratamiento

CAMBIAR SU ESTILO DE VIDA

La manera más segura de bajar de peso es un estilo de vida activo y mucho ejercicio, junto con una alimentación saludable. Incluso una pérdida de peso modesta puede mejorar su salud. Usted puede necesitar mucho apoyo de familiares y amigos.

Al hacer dietas, su meta principal es aprender nuevas formas saludables de comer y convertirlas en parte de la rutina cotidiana.

A muchas personas les resulta difícil cambiar sus hábitos y comportamientos alimentarios. Puede que usted durante un largo tiempo haya practicado hábitos que posiblemente ni siquiera sabe que son malsanos, o los practica sin pensar. Usted necesita estar motivado para hacer cambios en el estilo de vida. Convierta el cambio de comportamiento en parte de su vida durante un buen tiempo. Sepa que lleva tiempo hacer y mantener un cambio en su estilo de vida.

Trabaje de la mano con su médico y nutricionista para establecer cálculos de calorías diarias seguros y realistas que le ayuden a bajar de peso mientras permanece saludable. Recuerde que si usted baja kilos de manera lenta y constante, tiene mayor probabilidad de mantener el peso a raya. Su nutricionista puede enseñarle acerca de:

Se cree que las dieta extremas (de menos de 1,100 calorías por día) no son seguras ni tampoco funcionan muy bien. Este tipo de dietas con frecuencia no contienen vitaminas ni minerales suficientes. La mayoría de las personas que bajan de peso de esta manera vuelven a comer en exceso y resultan obesos de nuevo.

Aprenda nuevas formas de manejar el estrés en lugar de tomar refrigerios. Los ejemplos pueden ser la meditación, el yoga y el ejercicio. Si está deprimido o muy estresado, hable con su médico.

LOS MEDICAMENTOS Y LA FITOTERAPIA

Usted puede ver anuncios de fitoterapia y suplementos que afirman que le ayudarán a bajar de peso. Es posible que algunas de estas afirmaciones no sean ciertas y algunos de estos suplementos pueden tener efectos secundarios graves. Hable con su médico antes de usarlos.

Usted puede hablar de los fármacos para bajar de peso con el médico. Muchas personas pierden alrededor de 5 libras tomando estos fármacos y también vuelven a subir de peso cuando dejan de tomar el medicamento, a menos que hayan hecho cambios en el estilo de vida.

CIRUGÍA

La cirugía bariátrica (para bajar de peso) puede reducir el riesgo de ciertas enfermedades en personas que tienen obesidad grave. Estos riesgos abarcan:

  • Artritis
  • Diabetes
  • Cardiopatía
  • Hipertensión arterial
  • Apnea del sueño
  • Algunos cánceres
  • Accidente cerebrovascular

La cirugía puede ayudar a las personas que han sido muy obesas durante 5 años o más y que no han bajado de peso con otros tratamientos, tales como dieta, ejercicio o medicamentos.

La cirugía sola no es la respuesta para bajar de peso. Puede entrenarlo para comer menos, pero usted todavía tiene que realizar la mayor parte del trabajo. Debe comprometerse a hacer dieta y ejercicio después de la cirugía. Consulte con el médico para saber si esta cirugía es una buena opción para usted.

Las cirugías para bajar de peso son:

Grupos de apoyo

A muchas personas les resulta más fácil seguir una dieta y un programa de ejercicios si se unen a un grupo de personas con problemas similares.

Posibles complicaciones

La obesidad es una amenaza mayor para la salud. El peso extra crea muchos riesgos para su salud.

Nombres alternativos

Obesidad mórbida; Gordo u obeso

Referencias

Fitch A, Everling L, Fox C, et al. Institute for Clinical Systems Improvement. Prevention and management of obesity for adults. Updated May 2013. Available at: https://www.icsi.org/_asset/s935hy/ObesityAdults.pdf. Accessed August 17, 2014.

Jensen MD. Obesity. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 227.

Pories WJ, Mehaffey JH, Staton KM. The surgical treatment of type two diabetes mellitus. Surg Clin N Am. 2011;91:821-836.

Seagle HM, Strain GW, Makris A, Reeves RS; American Dietetic Association. Position of the American Dietetic Association: weight management. J Am Diet Assoc. 2009;109:330-346.

U.S. Preventive Services Task Force. Screening for and Management of Obesity in Adults: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Ann Intern Med. 2012;157:373-378.

Actualizado: 8/17/2014

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo